Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta mantendrá la subvención a los seguros agrarios, aunque reducida

Los agricultores alertan del incremento inasumible de las primas si se retira la cuota autonómica

Plantación de naranjos afectada por los temporales de lluvia de 2010 en Cantillana
Plantación de naranjos afectada por los temporales de lluvia de 2010 en Cantillana

El Gobierno andaluz ha despejado, solo a medias, la incertidumbre que rodea al sector agrario sobre el mantenimiento o no de la subvención autonómica a los seguros agrarios, una ayuda que resulta fundamental para contratar las pólizas de aseguramiento. El consejero de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, mostró ayer su voluntad de “preservar” la aportación autonómica aunque añadió que se reflexiona sobre su cuantía definitiva de cara a los Presupuestos de la Junta para 2013 y dejó entrever que habrá recortes. “Va a ser una consideración presupuestaria que habrá que estudiar”, dijo Planas en Almería, tras admitir que puede que las partidas para el próximo año sean “pequeñas”.

 

La Consejería de Agricultura destinó el último año 14 millones a subvencionar todas las líneas de seguros agrarios. Esa cantidad supone el 10% de las aportaciones de todas las comunidades autónomas (140 millones) frente a los 274 millones de la aportación del Ministerio de Agricultura.

Pero la espiral de recortes a la que se están viendo abocadas todas las comunidades autónomas ha llevado a varias de ellas —Castilla y León, Murcia y Extremadura— a anunciar que suprimen su subvención a los seguros agrarios, lo que repercutirá en un incremento de las primas que soportan los agricultores. El Gobierno andaluz mantenía hasta ahora silencio, pero ayer el consejero Luis Planas defendió la línea de seguros, que calificó de “fundamental” para cubrir las producciones que se vean afectadas por adversidades, ya sean por motivos climáticos o de otra índole.

La Consejería de Agricultura abonó el último año 14 millones de euros

 

“Solo con subvención autonómica se puede incentivar la contratación, que es muy baja”, asegura Agustín Rodríguez, secretario regional de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA). Rodríguez considera los seguros agrarios como “herramienta imprescindible” y pone el ejemplo el seguro de rendimiento, que es el único que garantiza las pérdidas por sequía en cultivos como el olivar.

El respaldo del Gobierno andaluz a este sistema de aseguramiento ha contribuido a que en los últimos años la contratación haya aumentado un 12%, alcanzando a principios de año un número de 76.000 pólizas suscritas por los agricultores y ganaderos andaluces, con un capital asegurado de 1.660 millones.

Desde UPA-Andalucía se advierte de la gravedad que conllevaría la eliminación de estos apoyos autonómicos a la contratación de los seguros, “ya que daría lugar a un efecto devastador para los productores, que no podrían asumir el incremento de las primas, perdiendo un instrumento que resulta insustituible para garantizar la continuidad de la actividad agraria". Y consideran que eliminar la subvención autonómica haría “inasumible” la contratación para una gran parte de los productores.

Mientras tanto, la UPA ha animado a los ganaderos a contratar el Seguro de Sequía en Pastos del Plan 2011, donde desde el 1 de abril hasta el 30 de junio de 2012 todos los asegurados en Andalucía han percibido unas indemnizaciones que superan los 12 millones de euros, que palían en parte las necesidades de los ganaderos por la ausencia de pastos por la sequía.

La presente campaña agrícola ha sido el año más seco de los últimos 70, lo cual ha producido unos efectos devastadores para la ganadería y otros muchos sectores agrarios.