Maroto: “Vitoria se ha convertido en la ciudad vasca más endeudada”

El alcalde de Vitoria explicó ayer cómo van a afectar los recortes del Ejecutivo central a los trabajadores municipales

Javier Maroto, alcalde de Vitoria
Javier Maroto, alcalde de Vitoria

Javier Maroto, alcalde de Vitoria por el Partido Popular, compareció ayer ante la Comisión de Economía para explicar, entre otras cosas, que con la supresión de la paga extra de navidad a los empleados municipales se ahorrarán seis millones de euros. Una medida que, según dijo, “no le gusta”, pero está “obligado a adoptar” tras el decreto ley del Gobierno central. “Trataremos de aplicarla de la forma más beneficiosa posible”, aseguró.

A este respecto, el regidor aclaró que ha consultado con los sindicatos sobre cómo suprimir la paga del modo menos lesivo. Finalmente, explicó, se ha optado por “eliminarla de una sola vez” y no “de forma prorrateada en cada nómina”.

Los seis millones que se ahorran con la medida, aclaró, “se destinarán a compensar la caída de ingresos o a amortizar deuda”, pero el alcalde precisó que en ningún caso se utilizarán para financiar inversiones. Maroto recordó que el consistorio debe hacer frente a una amortización de 12 millones de euros de deuda este año, a la que se suman los 14 millones de 2013. Y añadió un nuevo dato negativo: la recaudación por el impuesto de construcciones es inferior en siete millones a la cifra prevista. “En cuatro años, Vitoria se ha convertido en la ciudad vasca más endeudada”, sentenció.

“La supresión de la paga extra de navidad ahorrará seis millones de euros al Ayuntamiento”

Los trabajadores municipales de Vitoria, desde concejales a personal de confianza, perderán los festivos que tenían por antigüedad y cuatro jornadas de vacaciones. Además, dispondrán de un máximo de tres días para asuntos propios. Respecto a la reducción de las bajas por enfermedad común, Maroto se limitó a decir que “se pagará el máximo que permita la ley”.

La medida se traduce en que los tres primeros días de la baja se abonará el 50% de la nómina, del cuarto al vigésimo día el 75%, y de ahí en adelante el sueldo íntegro. Maroto matizó que habrá “excepciones” y se pagará el 100% cuando haya “actividad quirúrgica, hospitalización o enfermedad neurodegenerativa”. Con esa medida, las arcas municipales confían en ahorrarse 240.000 euros.

Por otro lado, el alcalde se refirió a la reducción del 30% en el número de concejales, que se hará efectiva en 2015 y que supondrá pasar de 27 a 17 ediles. El ahorro estimado de esta medida lo cifró en dos millones y medio de euros por mandato.

La comparecencia de Javier Maroto se retrasó porque la Policía Local desalojó a un grupo de personas que se habían concentrado en la sala del Ayuntamiento para protestar contra los recortes. Una vez consiguió intervenir, el regidor del PP aseguró que “como a cualquier vitoriano”, no le gusta tomar estas medidas, “pero son necesarias”.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50