Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El festival ocho en uno

Llega el Mulafest, dirigido a aficionados a nuevas tendencias urbanas

Tatuajes, motos, danza, skate, BMX, música electrónica, arte urbano y microteatro. Todo en uno.

Algunos de los participantes y organizadores del festival Mulafest. Ampliar foto
Algunos de los participantes y organizadores del festival Mulafest.

"Pero, ¿qué demonios es esto del Mulfest?", se pregunta estos días más de uno tras ver los carteles que hay por todo Madrid. ¿Una concentración de moteros? ¿Una academia de baile? ¿Una convención de tatuadores? ¿Un festival de música electrónica? ¿Un lugar donde hacer skate?

No es nada de lo anterior y lo es todo a la vez. Este joven festival aspira a ser un "aglutinador de tendencias urbanas", dicen sus organizadores, que pretenden hacerse fuertes tanto en Ifema —el muy serio recinto ferial de Madrid, que también es socio del evento—, como en el erial de la oferta de ocio veraniega madrileña. Mulafest llega con vocación de permanencia.

Los días 12, 13, 14 y 15 de julio, varios pabellones del recinto ferial abrirán sus puertas ya no a comerciales o empresarios, sino a moteros, tatuadores, bailarines, aficionados al skate y al BMX, djs, graffiteros y a los interesados en cualquiera de estas tendencias (o en todas a la vez), pues uno de los objetivos que se han marcado en Mulafest es hacer de la participación de los asistentes uno de sus ejes.

Así, quienes paguen los 20 euros que cuesta la entrada cada día (50 euros en el caso del bono, con descuentos si se compra anticipado) podrán desde participar en una masterclass con un bailarín profesional (cada clase cuesta seis euros), hacerse un tatuaje salido de la mano de alguno de los profesionales más admirados (precio y cita a concretar con cada uno de ellos), participar en el sorteo de una moto customizada para la ocasión por Juanma Palomeque de JP Choppers, hacer uso de la tabla de skate sobre una pista sobre bloques de hielo o participar en un karaoke con banda en directo que se va a instalar en un camión entre los pabellones.

¿Demasiada oferta en una? Quién sabe. Sus organizadores esperan entre 40.000 y 45.000 asistentes, aunque de momento la venta de entradas está siendo discreta. “Ten en cuenta que el aforo en Ifema es ilimitado y no hay por qué comprar la entrada antes”, dice Javier Martínez, la persona que ha hecho posible el proyecto, de 50 años, consultor privado de grandes multinacionales y con “espíritu motero”, en sus propias palabras.

"La idea salió de un grupo de gente muy inquieta. Querían hacer algo grande y me propusieron la idea", cuenta Martínez. "Como hombre de negocios me puse a darle vueltas. Los veranos de Madrid están un tanto vacíos y sin embargo es una ciudad muy vanguardista, sólo hay que darse un paseo por la calle del Pez. Los festivales con grandes estrellas musicales probablemente hayan tocado techo y ahora la gente busca cosas distintas, más participativas y también más baratas. Hablé con Ifema y enseguida se sumaron a la idea".

Para bautizar al festival, lanzaron un concurso del que salió la propuesta "Madrid Urban Lifestyle and Arts", que se quedó en Mula, a secas. "El esfuerzo ha sido gigantesco", cuenta Martínez, "sobre todo porque queríamos que fuera un festival hecho para y por bailarines, para y por tatuadores, para y por moteros… Se dirige a la generación del mileneo, los nacidos tras 1982, que son muy contradictorios. Por un lado son súper consumistas, pero por otro les encanta lo 'vintage'". "Nos hemos pasado cuatro meses tratando de hacer una oferta pegada a la calle y validarla entre la gente que está a la última en cada una de las tendencias", continúa Yuri Fernández, encargado de comunicación. "Nos dirigimos a un público difícil que todo lo percibe como una mentira y hay que tener cuidado".

Este es un resumen de la programación que se podrá ver en cada una de sus categorías:

Motor. Roberto Rúa, director de Hot Bikes (empresa dedicada a la organización de eventos del mundo de la moto custom), se ha encargado de desarrollar este área del festival a la que asistirán más de 50 constructores españoles y europeos de motos street style, old school, custom y free style. Habrá además una concentración de motos y un concurso de personalización por categorías a la que esperan se inscriban 2.000 aficionados. También se han organizado dos rutas, una por la sierra y otra por la ciudad, una exposición de coches clásicos y un área de venta de piezas. Además, el venezolano Mario Villarroel, de Machina Custom Cycles, expondrá la moto que ha customizado inspirada en 'La Roja'.

Tatuaje: Alfonso Ramos, dueño del estudio La Mano Zurda, se ha encargado de coordinar este área del festival, que acoge una convención de tatuadores a la que asistirán 150 de los mejores profesionales de España y también unos cuantos venidos de fuera (ver despiece). Habrá conferencias, información sobre las mejores técnicas para eliminar tatuajes y la actividad que más enorgullece a Ramos y al tatuador Mao, el área experimental: “Habrá piel sintética para que la gente pruebe nuestro trabajo y vea lo difícil que es hacer una sola línea”, recalca Mao.

Danza: Todo un pabellón del Ifema estará dedicado al área de danza que han coordinado los bailarines Carlos López Infante y Elena González. Habrá una competición de baile por equipos de inscripción abierta, la opción de elegir entre 27 masterclass con bailarines profesionales como Pau Vázquez (Fama, ¡a bailar!), la bailaora Rocío Molina (Premio Nacional de Danza 2010) o el bailarín de clásica Igor Yebra.

BMX y skate: El excampeón Manu Palacios ha coordinado esta rama del festival que ha bautizado Caos y en la que la participación de los aficionados es central. “Para cualquiera que le guste esto, practicarlo en la calle es un caos”, explica Palacios. “No te dejan, te echan... en Mulafest el protagonista será el chaval que venga con su tabla o con su BMX y dispondrá de 5.000 metros refrigerados para practicar tranquilamente”, dice.

Arte: Tania Pardo (que fue coordinadora de exposiciones del MUSAC), dirige esta sección. Entre otras cosas, el colectivo Boamistura, conocidos por sus obras de arte participativo colorista y optimista, harán tres grandes murales en los que todo el mundo podrá aportar su grano de arena.

Música: Para esta faceta, Mulafest se asocia a la asociación de salas de conciertos La Noche en Vivo y la programación se reparten entre el Ifema y distintos locales de la ciudad. Entre otras cosas, Oscar de Rivera e Ismael Rivas pincharán el viernes en Ifema. “Para que vean electrónica de verdad", dice Ismael, que no necesita abuela.

Teatro. Si 2011 fue el año en que el Microteatro por dinero acabó por explosionar, 2012 es en el que inician la exportación del formato (que ya se ha instalado en Miami). En el pabellón 14 se podrán ver algunas de las obras que mejor han funcionado en su casa original, en el barrio de Triball, como La hipoteca, de Jaime Aranzadi, en la que actúa la actriz Lola Baldrich. Habrá seis pases diarios por obra y se habilitarán salas de tamaño reducido para verlas, como exige el formato.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram