Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Plan Gaiás provoca el cese del director del Arquivo de Galicia

Quiroga asegura que el cambio de usos frustra su proyecto para la Cidade da Cultura

Gabriél Quiroga, en el medio, en las instalaciones del Archivo de Galicia.
Gabriél Quiroga, en el medio, en las instalaciones del Archivo de Galicia.

El Arquivo de Galicia perdió su sede y al que había sido su director desde 2008 en menos de una semana. El pasado martes, pocos días después de conocerse el polémico plan estratégico con el que la Xunta pretende vertebrar la gestión de la Cidade da Cultura en los próximos ocho años, Gabriel Quiroga presentó su dimisión ante la Consellaría de Cultura e Educación en desacuerdo con lo que el Plan Gaiás propone para su departamento: trasladar sus oficinas y su personal al edificio contiguo, el de la Biblioteca de Galicia, para “liberar” 3.200 metros cuadrados útiles y destinarlos a un hipotético Centro de Emprendemento Creativo, un vivero de empresas culturales.

Aunque Quiroga no quiso ayer hacer declaraciones, sí confirmó a EL PAÍS lo que desde su entorno se daba por hecho en los últimos días: que considera incompatible el cambio de usos con el óptimo desarrollo del proyecto para el que fue nombrado hace cuatro años. El Plan Gaiás reduce las dependencias del archivo a los dos niveles subterráneos del edificio, donde está el depósito y se realizan las tareas de carga, descarga y clasificación, y lo somete a una “dependencia funcional” de la biblioteca, con la que compartiría la atención al público y las salas de lectura y consulta.

El cambio supone un “ninguneo” y una “merma de entidad”, o al menos así lo interpretan fuentes próximas al ya ex director, de una institución equiparable sobre el papel a la Biblioteca de Galicia, puesto que ambas están a la cabeza de sus respectivas redes en las cuatro provincias. En efecto, el plan estratégico pasa de puntillas por las funciones y los objetivos del archivo y dedica algo más de atención a la unidad que ocupará en el futuro, si se aplica, la planta baja y el semisótano.

El futuro Centro de Emprendemento Creativo constaría de un área de co-working en la actual sala de lectura del archivo y un vivero de empresas en la galería exterior, donde ahora se aloja la exposición sobre el arquitecto Peter Eisenman, ambos en régimen de alquiler.

La planta baja, por último, albergaría la recepción, un espacio de servicios comunes y un showroom. Arquivo y Biblioteca de Galicia quedarían comunicados a través del sótano y fusionados en la nomenclatura de un único edificio, aunque el Plan Gaiás insiste en que conservarían su autonomía. La consellería, por su parte, no fue capaz ayer de dar ninguna versión oficial sobre la dimisión de Quiroga.