Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Institutos tecnológicos, al borde del cierre

El presidente de la red Redit solicita una reunión con Fabra para que se paguen los 50 millones

Frontera afirma que la respuesta de la Consejería de Industria es "inconexa" y "contradictoria"

Trabajadores del instituto tecnológico AIMME durante la protesta.
Trabajadores del instituto tecnológico AIMME durante la protesta.

Trabajadores de nueve institutos tecnológicos denuncian que la deuda de la Generalitat “ahoga” la I+D valenciana. Por tercer martes consecutivo, trabajadores de nueve institutos valencianos se han sumado a la parada de un minuto convocada por los comités de empresa para denunciar la “angustiosa situación financiera” a la que les ha conducido “el impago del trabajo realizado para Instituto Valenciano de la Pequeña y Mediana Empresa (Impiva) del Gobierno valenciano en 2010 y 2011 que supone un total de 51 millones de euros”.

“Una situación sangrante y todavía más llamativa cuando el 80% de esos fondos los paga la Unión Europea. Sangrante porque en un contexto de austeridad, crisis económica y falta de liquidez, el impago de la administración valenciana puede provocar que la Comunidad Valenciana deje de recibir 40 millones de euros de Europa porque la Generalitat no cumple con sus compromisos de pago”, han denunciado los trabajadores.

La primera consecuencia directa ha sido la reducción de personal investigador que han tenido que llevar a cabo la mayor parte de los centros tecnológicos y la realización de hasta cuatro Expedientes de Regulación de Empleo (ERE).

Para los comités de empresa convocantes de las protestas, “estamos ante una situación crítica, excepcional y límite en la que se juega el presente y el futuro del sistema de innovación valenciana que cuenta con más de 30 años de historia”.

Investigadores del instituto Aidico en el paro de este martes.
Investigadores del instituto Aidico en el paro de este martes.

Además de peligrar el puesto de trabajo de 1.500 familias, relatan los afectados: “Nos exponemos a frenar en seco centenares de investigaciones, proyectos e iniciativas que los Institutos Tecnológicos llevamos a cabo con empresas y pymes valencianas fruto de años de trabajo. Nos estamos arriesgando a convertir a la ComunidadValenciana en un auténtico erial en cuanto a la economía del conocimiento se refiere”.

“Nos estamos jugando el futuro, porque frenar en seco la actividad de I+D+i puede suponer un retraso que cueste décadas en recuperar. Por no hablar de todas las inversiones realizadas en los últimos años que desaprovecharíamos”, denuncian.

Estos minutos de silencio, que mantendrán todos los martes a las 10:30 hasta que haya una solución, son la primera de las acciones de presión acordadas por los trabajadores para presionar a la Generalitat y que “tome medidas inmediatas para evitar el colapso financiero de los institutos tecnológicos después de las vacaciones. El retraso del pago por el trabajo realizado no solo es insostenible sino que puede desembocar en una situación irreversible y letal para el sistema de innovación valenciano”, denuncian los respectivos comités.

Reunión "urgente" con Fabra

La Generalitat debe a la red Redit de institutos tecnológicos más de 50 millones de euros de proyectos ejecutados y justificados entre 2010 y 2011. En los últimos meses varios centros se han visto obligados a reestructurar sus plantillas, disminuir los salarios y llevar a cabo otras medidas de contención y ajuste para intentar evitar el colapso de la Red. Y, al menos tres de ellos relacionados con el sector de la construcción, se enfrentan a Expedientes de Regulación de Empleo (ERE). “Ante esta grave situación”, el presidente de la Redit, Damián Frontera solicita una “reunión urgente” con el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra.

El presidente de Redit considera que “la información recibida últimamente de la Consejería de Industria es inconexa e, incluso, contradictoria, por lo que hemos solicitado un encuentro con el presidente Fabra que esperamos se produzca de forma inminente. Sería muy triste asistir al cierre de algunos institutos por no haber cobrado los proyectos ya realizados, en los que se ha invertido una gran cantidad de recursos”.

El Instituto Tecnológico de Cerámica (ITC), Aidico y Aidima, enfrentan ya procesos de Regulación de Empleo

Los institutos relacionados con el sector de la construcción, como el Instituto Tecnológico de Cerámica de Catellón (ITC), Aidico y Aidima, enfrentan ya procesos de Regulación de Empleo y otros hasta ahora no había acusado tanto la crisis como los relacionados con el sector de la Alimentación, el Textil o el Calzado solo es "cuestión de tiempo" para que vean peligrar su horizonte de futuro.

Frontera denuncia que “varios Institutos tienen serias dificultades para hacer frente a las nóminas e impuestos y, de no producirse de forma inminente un pago por parte de la Generalitat, algunos se verán abocados al cierre en las próximas semanas”.

Una situación que, además, se “ve agravada por la parálisis de las convocatorias de programas de I+D+i para 2012, lo que acarreará problemas a la hora de realizar y justificar los nuevos proyectos”.

“Todo esto llevará -apunta el máximo responsable de la Red- al colapso de una pieza fundamental en el apoyo a la competitividad de nuestras empresas”, aventura Frontera, quien subraya que: “No hay que olvidar -añade- que nuestros Institutos trabajan para más de 12.000 empresas cliente y realizan 1.000 proyectos de I+D+i cada año”.

Protesta en el Instituto de Biomecánica de Valencia este martes.
Protesta en el Instituto de Biomecánica de Valencia este martes.

En diversas reuniones con los máximos representantes de Redit, la Generalitat ha transmitido su compromiso con la red como referencia regional en el apoyo a la innovación empresarial.

Sin embargo, como explica Frontera “actualmente, la Generalitat no nos ofrece ninguna alternativa que nos permita subsistir. De hecho, durante el último año hemos recibido varias promesas de pago que, finalmente, no han llegado a materializarse”.

Redit pone el acento en que otra consecuencia de la situación actual será un previsible descenso en la obtención de retornos económicos de la Administración General del Estado (AEG) y la Unión Europea (UE), tanto para institutos tecnológicos como para empresas.

Las razones son la excesiva dedicación de recursos de los centros a aspectos financieros y las dificultades para contribuir con fondos propios a la realización de estos proyectos.

Entre 2009 y 2011, los Institutos de Redit han contribuido a captar más de 217 millones de euros tanto para los propios centros como, sobre todo, para sus empresas cliente. Esto equivale a más de 70 millones al año de fondos que llegan a la Comunidad Valenciana gracias a los centros tecnológicos y que, de otra manera, habrían ido a parar a otras regiones de España y Europa.

La Redit cuenta con 14 centros asociados que ofrecen una amplia gama de servicios avanzados de I+D+I dirigidos a las empresas, especialmente a pymes, que necesitan del apoyo de agentes externos para innovar. Los 1.700 trabajadores de los centros de la red desarrollaron, en el último ejercicio, más de 1.000 proyectos de I+D+i para más de 12.000 empresas cliente y 6.200 empresas asociadas.

 

 

 

Más información