Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los parquímetros suben un 9,89%

El pago se prolonga hasta las nueve de la noche en toda la zona de estacionamiento regulado

Esta ampliación no afecta a los residentes con tarjeta de estacionamiento

Parquímetro en la calle Bustamante de Arganzuela. Ampliar foto
Parquímetro en la calle Bustamante de Arganzuela.

Los conductores que quieran aparcar en el centro de Madrid sufrirán desde hoy una subida del 9,89% en las tarifas de los parquímetros que regulan el Servicio de Estacionamiento Regulado de Madrid (SER). En la práctica, son entre 10 y 15 céntimos más por hora, dependiendo del periodo horario del día (horas valle u horas punta) y del color de las plazas (verde o azul). A este incremento se suma, tanto en el centro como en los cascos históricos de Fuencarral, Hortaleza y Carabanchel, una ampliación de una hora en el horario de cobro, hasta las nueve, según la  reforma de la ordenanza municipal de movilidad que entró en vigor ayer domingo, aunque la mayoría de los cambios no se aprecia hasta hoy, ya que los festivos no se cobra este servicio.

Al descubrir la subida, muchos usuarios se han mostrado "descontentos" y han opinado que estas medidas buscan "sacar dinero de donde sea". "La gente no va a poder salir de casa", se ha lamentado un conductor. El principal cambio afecta a los parquímetros de la Zona de Bajas Emisiones, que abarca casi todo el centro de Madrid. Son un 9,89 % más caros desde hoy para, según alega el Ayuntamiento, tratar de convencer a más conductores de que opten por el transporte público en sus desplazamientos al área más contaminada de la ciudad. Así, el importe máximo de las plazas azules pasa de 2,80 a 2,95 euros y, en las verdes, de 2,10 a 2,20 euros.

2.500 parquímetros

En Madrid hay 2.500 parquímetros distribuidos en un área en la que viven alrededor de 1.300.000 personas, algo más de un tercio de la población de la ciudad.

Esos 2.500 parquímetros venden los tiquets que permiten aparcar en aproximadamente 170.000 plazas de estacionamiento, la totalidad de las que existen en el área interior de la M-30 y en los cascos históricos de los antiguos municipios de Fuencarral, Hortaleza, Carabanchel Alto y Carabanchel Bajo.

Aproximadamente el 77% de las plazas, unas 130.000, son preferentemente para residentes y están pintadas de color verde, mientras el resto son preferentemente para visitantes y se reconocen por su color azul.

Además de esta subida en el centro, en toda la zona de estacionamiento regulado —la almendra central más los cascos históricos de Fuencarral, Hortaleza y Carabanchel—se prolonga una hora más la obligatoriedad de pagar los días laborables. Así, desde hoy el horario es de nueve de la mañana a nueve de la noche de lunes a viernes y de nueve de la mañana a tres de la tarde los sábados. En agosto solo funcionan hasta las tres de la tarde. Esta medida ha sido criticada por Izquierda Unida porque perjudica a los trabajadores que regresen a casa antes de esa hora. La ampliación no afecta, sin embargo, a los residentes con tarjeta de estacionamiento, que en esa hora de más podrán aparcar gratis en la zona azul y en la verde de su barrio sin que su cuota anual, de 24,60 euros, sufra variación alguna.

Zonas del centro en las que aparcar será más caro.
Zonas del centro en las que aparcar será más caro.

También se incrementa una media de un 5% las tarifas de la zona de la plaza de Las Ventas donde, los días de espectáculos, taurino o de otro tipo, se podrá seguir obteniendo un tique de cuatro horas para las plazas azules, pero de cinco a nueve en lugar de de cuatro a ocho como en la actualidad. El resto de tarifas del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER), incluidas las de las Áreas Diferenciadas Vehículos Comerciales e Industriales, Talleres de Reparación y Ámbito Sanitario, se mantiene inalterable, igual que los distintivos de residentes.

El Consistorio calcula que obtendrá 3,9 millones de euros al año gracias al incremento de casi el 10% en el aparcamiento del centro y otros tres millones por la ampliación del horario de pago hasta las nueve de la noche, aunque de esta última cantidad habría que restar 1,3 millones por los gastos que conllevará la medida, básicamente en personal extra. El concejal de Medio Ambiente, Seguridad y Movilidad, Antonio de Guindos, indicó la semana pasada que el incremento de recaudación se dedicará a financiar un sistema público de bicicletas en la Zona de Bajas Emisiones. En la actualidad, el 94,6% de lo recaudado sirve para sostener los gastos del sistema.

Los cambios incluyen la obligación de parar el motor cuando el vehículo esté estacionado, incluso aunque el conductor permanezca en su interior, bajo sanción de 100 euros. Todas estas medidas están incluidas en el Plan de Calidad del Aire 2011-2015 aprobado el  26 de abril por el Consistorio. Es la base de la solicitud de prórroga del Ayuntamiento ante la Comisión Europea para que le deje durante cinco años más superar el máximo de contaminación permitida por la legislación europea y la española. 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram