Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cooperación exterior, en quiebra

Los recortes de la Generalitat, del 81% en dos años, bloquean los proyectos

Miembros de ONG en el encierro de la ACC
Miembros de ONG en el encierro de la ACC

La cooperación catalana está en situación de quiebra. Los nueve millones de presupuesto que la Generalitat destinará este año al sector suponen un desplome del 81% respecto a 2010, según Francesc Mateu, presidente de la Federación Catalana de ONG para el Desarrollo (FCONGD). A los recortes hay que sumar ahora los impagos de la propia Generalitat, que debería haber abonado en enero la partida de este año y que también adeuda fondos correspondientes a becas para programas plurianuales que ya habían sido aprobadas. En total, los números rojos suman 15 millones de euros.

En protesta por la situación, una treintena de trabajadores de ONG catalanas fueron desalojados el pasado jueves por los Mossos d’Esquadra tras permanecer todo el día encerrados en las oficinas de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo (ACCD). El mismo jueves, antes de que la ACCD dejase a los manifestantes sin aire acondicionado ni permiso para ir al baño durante su encierro, 30 ONG rellenaron impresos para oficializar la paralización de sus proyectos en Latinoamérica y África. Y solo es el principio.

Los recortes han obligado a muchas ONG a solicitar créditos para hacer frente al pago de proyectos en otros países, según denuncia en el balance de la cooperación en Cataluña entre 2006 y 2012 elaborado por la FCONDG. La federación advierte de que ha iniciado gestiones con los partidos políticos para que el debate se traslade al Parlament y ha amenazado con iniciar acciones jurídicas para denunciar los impagos. La FCONDG estima que la suma final de organizaciones amenazadas por el recorte ronda el medio centenar.

Ingenieros sin Fronteras es un ejemplo. La ACCD se había comprometido a abonar tres pagos anuales de 300.000 euros a esta entidad dedicada al abastecimiento de agua a varias poblaciones de Mozambique. Lleva trabajando desde 2010 junto a una organización campesina local en la construcción de pozos y en la mejora de la agricultura de un municipio de 40.000 habitantes. Su plan de acción ha facilitado el suministro de agua potable a 5.000 personas al año. El 30 de junio cancelarán el proyecto a la espera de recibir los fondos comprometidos.

“Lo inaceptable es que negocien un presupuesto y al mismo tiempo no te den ninguna garantía de que te lo vayan a dar”, asegura el coordinador de la ONG, Miquel Carrillo, en referencia a la falta de información de la ACCD. Médicos Mundi es otra afectada. Desde 2004 realiza labores de cooperación sanitaria en Angola y Bolivia, proporcionando servicios de atención y programas de salud sexual reproductiva para mujeres.

El derrumbe del presupuesto para cooperación se produce justo después de su mayor época de esplendor. El informe de la FCONDG revela que el 60% de lo que la Generalitat ha gastado en ayuda al desarrollo en los últimos 26 años fue desembolsado entre 2006 y 2010. El gasto alcanzó su cénit en 2008 con una inversión de 63 millones de euros. Un año después, debido a la crisis económica, la aportación presupuestaria comenzó a reducirse año a año hasta los nueve del presente ejercicio, aunque la situación todavía puede empeorar. “La incertidumbre es total. Nadie del Gobierno nos dice nada. Si tuviésemos una fecha, al menos tendríamos algo a lo que agarrarnos”, comenta Carrillo.