Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mercado de Legazpi será... un mercado

Tras años de proyectos frustrados, el Ayuntamiento maneja un plan para el edificio

Contempla un intercambiador, un aparcamiento y una vuelta a su antiguo uso

El antiguo mercado de frutas y verduras de la plaza de Legazpi.
El antiguo mercado de frutas y verduras de la plaza de Legazpi.

El mercado de frutas y verduras de la plaza de Legazpi ya tiene un nuevo plan tras años de abandono y proyectos que nunca llegaron a ponerse en marcha. Todavía se está estudiando, pero la propuesta ya esta encima de la mesa. Un intercambiador de transportes, una oficina de turismo para ofrecer información sobre Madrid Río y un aparcamiento son las múltiples opciones que se contemplan para este espacio de más de 24.000 metros cuadrados. El plan propone, incluso, recuperar parte del edificio y convertirlo, de nuevo, en mercado de abastos.

En 2008, se planteaba trasladar allí la sede de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento pero finalmente, y debido a las apreturas de la crisis, la idea se descartó. Tampoco se construyeron las dos torres de hasta 40 metros de altura en la esquina del mercado que da a la plaza de Legazpi, que fueron pensadas como apartamentos de lujo y oficinas.

El nuevo plan del ejecutivo municipal desmonta aquel proyecto que iba a situar el intercambiador junto a Matadero, y la gerencia de Urbanismo en el antiguo mercado. Su idea es poner en marcha una iniciativa “viable económica y funcionalmente” para el barrio, como indica el informe. Además, según explican desde el área de Urbanismo del Ayuntamiento, todo ese conjunto de actuaciones combinaría la colaboración pública y privada. Es decir, el Consistorio sacaría a concurso el proyecto y una empresa privada se haría cargo del mismo.

Según recoge el proyecto, dirigido por la concejal de Urbanismo, Paz González, el intercambiador iría en la planta superior del edificio y daría servicio a las siete terminales de la EMT, las 10 de servicio interurbano y las líneas de servicio turístico. Además, conectaría con las dos líneas de Metro de Legazpi, la 3 y la 6. También propone destinar la planta baja a actividades comerciales asociadas a la infraestructura de transporte o a las necesidades de la zona, y plantea situar ahí una oficina de turismo. El proyecto no detalla dónde se ubicarían el mercado de abastos ni el aparcamiento. Aunque sí señala que en este último primaría el carácter “disuasorio” y rotatorio. Es decir, que no serían plazas asignadas sino estacionamiento temporal para que los viajeros dejen el coche y vayan al centro en transporte público.

El Ayuntamiento está concluyendo los trabajos necesarios para determinar si es viable utilizar el edificio para estas funciones en una actuación, dicen, “de reciclaje urbano”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram