Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid: tres terrenos y más prudencia

El discurso eufórico que daba por cerrado que Adelson ha elegiría la oferta del Gobierno Aguirre ha cambiado por otro más contenido

El Gobierno de Esperanza Aguirre ha cambiado en apenas 30 días el discurso confiado y vitalista que casi daba por cerrado que Sheldon Adelson elegiría la Comunidad de Madrid para construir la versión europea de Las Vegas. El optimismo inicial ha derivado en un discurso marcado por la prudencia, como demuestran las últimas declaraciones al respecto de Aguirre, interesada en que el proyecto, “si no es para Madrid, se quede en España, al revés de lo que ya pasó con Eurodisney, que se fue a París”.

La sentencia del mes pasado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que volvía a convertir en rurales las 1.000 hectáreas urbanizables que Alcorcón ofrece en su distrito Norte —se recurrirá al Tribunal Supremo—, unida a la incertidumbre que generó el mismo Adelson en la junta anual de accionistas al decir que “Eurovegas no es un proyecto español”, han decidido al Ejecutivo autónomo a desarrollar un perfil más discreto.

La visita del Consejo de Administración de Las Vegas Sands Corporation confirma el cambio de estilo. La delegación estadounidense, liderada por Michael Leven, el número dos de Adelson, inspeccionará los terrenos de Valdecarros, Alcorcón —desde la Ciudad del Santander— y una finca de 10 millones de metros cuadrados entre Torrejón y Paracuellos, junto con los alcaldes de la zona y del presidente de PromoMadrid, Jesús Sainz, sin la presencia de representantes del Gobierno madrileño.

Tras el paseo por los tres terrenos, la delegación se reunirá en la Real Casa de Correos con la presidenta regional, Esperanza Aguirre, y almorzará con grandes empresarios y responsables de entidades financieras. Por la tarde darán una rueda de prensa en el hotel Eurostars y conocerán el Museo del Prado antes de cenar con la alcaldesa de Madrid, Ana Botella.