Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solidaridad, igualdad, libertad

“Necesitamos detenernos para ver a dónde nos dirigimos”, dijo Lentxu Rubial en la entrega de los premios que honran a su padre

La presidenta de la Fundación Ramón Rubial, Lentxu Rubial, de verde en el centro, junto con los premiados.
La presidenta de la Fundación Ramón Rubial, Lentxu Rubial, de verde en el centro, junto con los premiados.

“En este mundo que viaja a la velocidad de la luz, necesitamos detenernos para ver a dónde nos dirigimos”. Haciendo caso a las palabras de Lentxu Rubial, presidenta de la Fundación Ramón Rubial, medio millar de personas decidieron ayer hacer un parón en el frenético ritmo de su vida cotidiana para acercarse a una concurrida Alhóndiga bilbaína en la que se recibió a los premiados de la sexta edición de los premios que honran la figura del mítico lider socialista.

Entre emotivos agradecimientos y miradas hacia el pasado en recuerdo del gran sacrificio realizado, los premiados mostraron unánimemente su satisfacción de ver recompensado tantos años de trabajo realizado. El lehendakari, Patxi López, fue el encargado de presidir el acto, y en su intervención, no quiso dejar pasar inadvertido el hecho de que mediante la entrega de estos galardones se pretende recompensar las acciones realizadas en el País Vasco ligadas a los valores de "solidaridad ciudadana, de lucha por la igualdad y de conquista de la libertad".

Lentxu Rubial, por su parte, destacó que es esta sexta edición de los galardones dedicados a la memoria de su padre, se han premiado ideas e iniciativas que “seguramente no generarán una inversión rentable desde el punto de vista empresarial”, pero por el contrario, “nos harán mejor como sociedad”.

“No será una inversión rentable, pero nos hará mejor como sociedad”

Los primeros en recibir el premio fueron Lantegi Batuak, quienes recogieron su galardón a la Entidad Vasca del año, en reconocimiento a los casi 50 años que lleva trabajando a favor de la inserción laboral de personas con discapacidad. La labor del Centro de Recursos Africanistas fue reconocido con el Premio Rubial 2011 a la Solidaridad y Cooperación, mientras que los jugadores del Bilbao Basket vieron recompensado su trabajo de la última temporada con el premio a la Entidad Deportiva vasca del año. El premio a la 'Cultura' recayó sobre el guipuzcoano Alberto Iglesias, reconocido compositor de diversas bandas sonoras de cine. El cónsul noruego recogió en nombre de Juventudes del Partido Laborista de Noruega el premio en el apartado de Defensa de los valores socialistas, que desde 1979 celebran un campamento para jóvenes noruegos en la isla de Utoya y el pasado año fueron objeto de un atentado en el que murieron más de 90 personas.

El acento más político ante la nueva situación que vive Euskadi llegó con la distinción que Patxi López, entregó a Gesto por la Paz. Fue entonces cuando el lehendakari recalcó la importancia de la responsabilidad personal, individual, de la “propia conciencia”. “Es la gente como vosotros la que, al mirar hacia atrás, nos hacen soportable nuestro pasado”, destacó a la vez que mostraba su agradecimiento por su tenaz denuncia contra el “silencio que ha hecho despertar tantas conciencias vascas”.

El ‘lehendakari’ destacó la tenaz denuncia que ha caracterizado a Gesto por la Paz