Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El colegio Estudiantes Las Tablas vende la mitad del centro a un privado

El centro concertado del Estudiantes quiere traspasar el 50% de su edificio al Liceo Europeo

Las familias exigen mantener el proyecto educativo

La venta es para liquidar la deuda con la constructora que hizo el inmueble

Exterior del colegio Estudiantes Las Tablas. Ampliar foto
Exterior del colegio Estudiantes Las Tablas.

La mitad del colegio Estudiantes Las Tablas está en venta. El centro concertado de Infantil y Primaria que nació al calor del equipo de baloncesto de Madrid está a punto de cerrar un trato con un centro privado, el Liceo Europeo. Pero su plan ha despertado todos los recelos de las familias que temen por el futuro de los profesores y del proyecto educativo que pusieron juntos en marcha hace dos cursos.

Cerca de 500 alumnos de entre dos y 12 años estudian en este colegio que tiene parte del inmueble aún en obras. Abrió en 2010 en el barrio de Las Tablas situado al norte de Madrid. Para el curso que viene esperan superar los 1.000 estudiantes y tienen la intención de ampliar la oferta educativa hasta 3º de Educación Secundaria Obligatoria. Se rigen por un proyecto basado en la institución libre de enseñanza. "Estamos muy contentos con el modelo, por eso nos asustaba la venta", explica Javier Navacerrada, presidente del AMPTA (Asociación de Madres, Padres y Tutores) del colegio. Los padres dieron la voz de alarma durante el fin de semana después de conocer que el centro interesado en adquirir la mitad de la gestión y del edificio era el Liceo Europeo, un colegio privado de La Moraleja.

Los familiares sí sabían desde el principio que el colegio tenía una deuda pendiente con la constructora que hizo el edificio y que, a cambio la Fundación Estudiantes necesitaba "vender parte del colegio" para pagarla y "hacer frente a otros compromisos de la entidad". Para ellos la noticia no es la venta, que conocían desde que empezó el proyecto, sino el miedo de que el nuevo socio cambie un modelo y un proyecto en el que confían.

Explican en un texto de queja que el anterior presidente de la fundación "firme defensor del proyecto educativo" dimitió en mitad de la negociación, aunque otras fuentes señalan que fue destituido. Tras distintas negociaciones, la fundación notificó a la dirección del colegio, profesores y padres una venta "con igualdad de poder en la gestión" al colegio privado "lo que puede romper el compromiso adquirido", según la nota de los padres.

Tras reunirse este lunes con los responsables de la Fundación, las familias están algo más tranquilas. Han recibido un comunicado en el que el gestor del colegio les explican para "dejar clara y expresa" su posición. "Nuestra prioridad ha sido, es y será dar continuidad al proyecto educativo" del centro "que representa los valores propios de Estudiantes y sus 65 años de historia".

Señalan además que han elegido nuevo socio buscando "la mayor identidad" con el proyecto educativo actual y que "apoye y garantice personal y documentalmente" su sistema.La operación estaría a punto de cerrarse por entre 3,5 y cinco millones de euros, según indican fuentes del centro. La fundación no confirma este dato.

Los estudiantes pagan 160 euros mensuales de "complemento de formación". En los centros concertados, que están sostenidos con fondos públicos, no se puede cobrar a las familias por las clases obligatorias, pero los centros amplían horario y oferta para cobrar cuotas. Entre última hora de la mañana y primera hora de la tarde, los estudiantes reciben refuerzo de inglés, de educación física, de especialidades artísticas, chino mandarín y clases de lectura.

También garantiza "que se mantendrá la estructura educativa y el personal adscrito a la misma". En el colegio trabajan 39 docentes, 12 miembros del PAS (Personal de Administración y Servicios) y están empleados, como servicios externalizados, siete limpiadores y ocho cocineros y 20 cuidadores del comedor. Un portavoz de la Consejería de Educación asegura que la venta de parte de la gestión de un concertado tiene que ser comunicada a la Administración si es inferior al 50%. En caso de que se supere el porcentaje, Educación tiene la potestad de retirar el concierto.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram