El 11% de víctimas de violencia machista no declara contra el agresor en el juicio

La incomparencia provoca en la mayoría de los casos la absolución del acusado La Audiencia de Alicante plantea exonerar a las víctimas de esta declaración

Vicente Magro, presidente de la Audiencia de Alicante
Vicente Magro, presidente de la Audiencia de AlicantePEPE OLIVARES

Un total 2.109 mujeres de las 18.540 que presentaron denuncia por violencia machista en 2011 en el ámbito de la Comunidad Valenciana rehusaron declarar contra sus agresores cuando llegó la hora de la verdad del proceso, es decir, la vista oral. La negativa de este 11% de víctimas por maltrato a mantener en pie su denuncia provocó que la mayoría de estos maltratadores, salvo en los casos en los que hubiera otra prueba acusatoria irrefutable, fuesen absueltos.

El dato fue facilitado ayer por la delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Paula Sánchez de León, tras expresar su apoyo a la iniciativa del presidente de la Audiencia de Alicante, Vicente Magro, de exonerar a las denunciantes por violencia machista de tener que declarar contra sus agresores en el momento de la vista oral.

Magro planteó esta medida a raíz del último asesinato por violencia de género en la Comunidad Valenciana, ocurrido el pasado día 4 en Alicante. La mujer asesinada se había negado a declarar un mes antes contra su pareja en un juicio por malos tratos, extremo que conllevó la absolución del hombre y que, en paralelo, invalidó la orden de alejamiento. “El objetivo es que las mujeres sólo tengan que declarar una vez durante todo el proceso, y que este testimonio se reproduzca con plena legitimidad durante la vista oral”, dijo Magro. “Así, evitaríamos muchas absoluciones de maltratadores por falta de pruebas”, añadió.

Magro cree excesivas las veces que, ahora, tienen que declarar las denunciantes (ante la policía, ante el juez de guardia y ante el titular de violencia doméstica). “Pero tampoco podemos obligarlas por ley a declarar, porque ante una hipotética negativa implicaría una multa, extremo que agravaría su situación”, explicó. “Por tanto, la declaración ante el titular del juez de violencia machista se podría reproducir en la vista oral, y al mismo tiempo también se preservarían los derechos del acusado, porque en ese interrogatorio está presente el abogado del agresor”, añadió.

Magro señaló que esta fórmula ya se utiliza en España para los casos de ciudadanos extranjeros víctimas de un delito.

Esta es una de las múltiples iniciativas del titular de la Audiencia de Alicante en busca de combatir la violencia machista. El principal y más destacado programa en este campo son los cursos de reeducación para maltratadores que implantó de manera pionera en 2004.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por su parte, la delegada del Gobierno señaló que el porcentaje de mujeres que no declaran en el juicio contra sus agresores “es considerable y suficiente motivo para tomar en consideración esta situación y ponerle remedio”.

Sánchez de León se comprometió a trasladar la propuesta de Magro a los ministros de Sanidad y Justicia, “para impulsar y articular esa reforma que permita que el sistema judicial no constituya un obstáculo que favorezca, como en este caso \[el último crimen machista\] la impunidad del agresor”.

La dependencia económica, sentimental y, sobre todo, las amenazas y coacciones de los agresores son los motivos que llevan a las mujeres a no presentarse en los juicios.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS