Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos varios neonazis por apalear a tres jóvenes en un concierto en Manresa

Los Mossos d'Esquadra han hecho los arrestos en la poblaciones de Castellar del Vallès y Terrassa

Los Mossos d'Esquadra han detenido a varios jóvenes de ideología neonazi por su presunta implicación en la paliza a tres jóvenes que resultaron heridos, uno de ellos de gravedad, a las puertas de un recital de dos bandas de punk antifascista en Manresa (Bages). Según han informado fuentes cercanas a la investigación, la operación, que se inició ayer miércoles, ha comportado varias detenciones en los municipios de Castellar del Vallès y Terrassa, en la comarca barcelonesa del Vallès Occidental.

Los jóvenes detenidos están acusados de formar parte de la quincena de neonazis que, armados con barras de hierro y puños americanos, atacaron el pasado 26 de marzo a tres jóvenes que esperaban para entrar en un recital de bandas de punk antifascista organizado en la sala de fiestas Stroika de Manresa. A consecuencia de la agresión, los tres jóvenes resultaron heridos y uno de ellos, menor de edad, permaneció varios días ingresado en la unidad de cuidados intensivos del hospital Mútua de Terrassa.

La operación para la detención del grupo de neonazis, que sigue abierta y bajo secreto de sumario, ha movilizado un amplio dispositivo policial, con decenas de agentes armados y cubiertos con pasamontañas. La policía ha registrado los domicilios de los detenidos en busca de armas, material con simbología nazi y documentación que demuestre su supuesta pertenencia a grupos de skins o de ideología fascista.

En los domicilios registrados, los Mossos d'Esquadra se han llevado armas blancas y varias prendas de ropa con estampados relacionados con la iconografía del nacionalsocialismo, además de ordenadores personales.

Uno de los detenidos en el marco de esta operación cuenta con antecedentes por hechos similares, ya que había sido arrestado anteriormente por su presunta relación con una agresión racista a una persona negra en Madrid, han señalado fuertes cercanas al caso. Los detenidos pasarán mañana viernes a disposición del juzgado de instrucción de Manresa que investiga la agresión ocurrida en el concierto, cuyo titular ha decretado el secreto de sumario.

En la comarca del Vallès Occidental, y especialmente en Castellar del Vallès, han sido históricamente frecuentes las agresiones racistas por parte de grupos de jóvenes de estética skin o vinculados a grupos de neonazis. Precisamente, un juzgado de Sabadell ha citado recientemente a declarar como imputados a seis miembros de los grupos neonazis Batallón de Castigo y Más que Palabras, entre ellos al líder del partido Alianza Nacional, acusados de incitar al odio racial y la discriminación en las letras de sus canciones. Los músicos han podido ser imputados gracias a que la fiscalía de Barcelona ordenó a los Mossos d'Esquadra filmar un recital que ambas bandas ofrecieron en una sala de fiestas de Sabadell en el año 2010.

La investigación abierta a raíz de ese concierto ha permitido también detener a los administradores de empresas dedicadas a la producción y distribución de música neonazi y cerrar varias páginas web en las que se difundía la doctrina del odio, en uno de los mayores golpes asestados en España a grupos de ideología nacionalsocialista.

Los jóvenes agredidos el pasado mes de marzo en Manresa esperaban para entrar en la sala Stroika de Manresa para acudir a un concierto de los grupos Kop y Non Servium, dos de las principales bandas de punk y hardcore antifascista de España.