Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía amenaza con recurrir el ‘ranking’ nacional de colegios

Cataluña, Canarias y País Vasco también rechazan la medida del ministerio

Mar Moreno, consejera de Educación, en el Parlamento andaluz. Ampliar foto
Mar Moreno, consejera de Educación, en el Parlamento andaluz.

Andalucía no está dispuesta a hacer público un listado en el que aparezcan los colegios e institutos ordenados por sus resultados. Mar Moreno, consejera de Educación, ha dejado claro este miércoles que su departamento irá a los tribunales si el Gobierno impone a las comunidades un ranking. “Es una clara invasión de competencias que no pasaría el filtro del Constitucional”, avisó la consejera. El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ya anunció su intención de poner en marcha un listado de este tipo, accesible a todo el mundo.

Los responsables del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, dependiente del Ministerio de Educación, se han reunido este miércoles con las comunidades. En el encuentro se ha abordado “el establecimiento de un sistema de información para la rendición de cuentas de los centros”. Según la información facilitada a las autonomías, se les ha propuesto crear “un sistema de difusión de información sobre los centros educativos a través de medios telemáticos, constituyendo un portal web dedicado a la provisión de información (...) que sirva para la rendición de cuentas de los mismos y para facilitar el ejercicio de la libertad de elección de centro educativo por parte de las familias”. Andalucía, País Vasco, Cataluña y Canarias —donde no gobierna el PP— se han opuesto a esta medida, que supondría “exportar el modelo de Esperanza Aguirre”, según Mar Moreno. Madrid es la única comunidad que publica un ranking.

Moreno ha rechazado que esa medida mejore la calidad del sistema: “Lo único que mejora es las expectativas de la educación privada”. “La libertad de centro es imposible”, añade, “la libertad sería para irse del sistema público”.

Tras la negativa de Andalucía está la oposición a “poner a competir” a los centros. “Supone llevar a la educación una cultura empresarial muy agresiva”, indica Moreno. En Andalucía, como en el resto de autonomías, se realizan pruebas de evaluación a los colegios e institutos. Los resultados, comparados con su entorno, se envían a los equipos directivos. “Somos partidarios de la evaluación. Hay una rendición de cuentas, pero interna, con la Administración”, concluye la consejera.