Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición critica el rastro de irregularidades que deja Crespo

PSPV y EU subrayan que la sentencia del TSJ confirma la nefasta gestión del exalcalde de Manises y del PP en la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos

El PSPV-PSOE y Esquerra Unida han señalado que la sentencia del TSJCV que anula la adjudicación del suministro de agua potable del área metropolitana de Valencia a la empresa Aguas de Valencia evidencia que allá por donde ha pasado Enrique Crespo hay un "rastro de irregularidades".

Ambos partidos se han pronunciado así sobre la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana de estimar un recurso presentado por Aguas de Barcelona contra el acuerdo de la asamblea de la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi) de 2008, que ahora queda anulado por ser contrario a derecho.

El secretario de Area Metropolitana del PSPV-PSOE, Josep Soriano, ha manifestado que la sentencia confirma "la nefasta gestión de Crespo y el PP" en Valencia y los municipios de l'Horta, que se ha realizado "al margen de la ley" y costando "muchísimo dinero que los vecinos pagan en el recibo del agua".

Soriano ha recordado que "los protagonistas de este escándalo son los mismos que aparecen en el caso Emarsa, que tanto avergenza", y que quien firmó el contrato ahora anulado, Enrique Crespo, "está imputado por nueve delitos de corrupción y fraude en el saqueo de más de 40 millones de euros de la depuradora de Pinedo".

Además, ha indicado que la empresa con la que firmó, Aguas de Valencia, "es la que gestiona ahora la antigua Emarsa con un contrato millonario adjudicado por la Generalitat, y que el Síndic de Comptes ha puesto en cuestión en su último informe".

El también portavoz socialista en el Ayuntamiento de Xirivella ha destacado los "innumerables indicios de corrupción en la gestión del agua en la Comunitat", y ha acusado al PP de "esconderse" y no dar explicaciones.

Por su parte, la diputada provincial de Esquerra Unida en la Diputación de Valencia, Rosa Pérez Garijo, ha señalado que "allá por donde ha pasado Crespo, ha aparecido un rastro ilimitado de irregularidades". Según la diputada provincial de EU, el TSJ ha observado "graves irreguaridades en una operación en la cual los intereses del PP se entrelazaban constantemente".

Ha añadido que la "intención más que sospechosa de regalar una facturación de 2.500 millones de euros a Aguas de Valencia por parte del PP valenciano se ha visto parada por las irregularidades de Crespo".