Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Cortes consideran que el exgerente de la Epsar incurrió en desobediencia

José Juan Morenilla no compareció en la comisión de investigación del 'caso Emarsa'

Argumentó que está imputado por el juzgado

El exgerente de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar) José Juan Morenilla habría incurrido en un delito de desobediencia tipificado en el Código Penal por no acudir a la comisión de investigación de las Cortes sobre el caso Emarsa al alegar que estaba imputado judicialmente.

Así lo indica el informe elaborado por los servicios jurídicos de las Cortes Valencianas a petición de la comisión de investigación, que ya ha concluido sus trabajos y se ha cerrado sin que haya comparecido en ella Morenilla, una de las siete personas citadas.

Tras este informe, la Mesa de las Cortes ha acordado en su última reunión poner en conocimiento del ministerio fiscal la incomparecencia de Morenilla, según han indicado fuentes parlamentarias.

El informe expone que el artículo 502 del Código Penal señala que quienes hayan sido requeridos para comparecer en una comisión de investigación de las Cortes Generales o autonómicas y dejen de hacerlo "serán castigados como reos del delito de desobediencia".

Los servicios jurídicos consideran, en consecuencia, que en el caso de Morenilla sería de aplicación la pena prevista en el artículo 556 del Código Penal, lo que podría suponer prisión de seis meses a un año.

Sobre la coexistencia de una comisión parlamentaria de investigación y un proceso penal, recuerda que a las comisiones no les corresponde "perseguir en primera instancia presuntas actuaciones delictivas", y tienen el deber de poner en conocimiento del ministerio fiscal el resultado de sus investigaciones por si de ellas se pudieran deducir indicios racionales de criminalidad.

El informe indica que la obligación de asistir a una comisión de investigación "carece de toda incidencia en los derechos de los comparecientes", pues se pueden negar a hacer declaraciones ante la comisión o responder a preguntas que consideren desfavorables o perjudiciales a sus intereses.

El texto insiste en la independencia entre la instrucción de un sumario y los trabajos de una comisión de investigación parlamentaria.

El exgerente de la Epsar tenía que haber acudido a la comisión de investigación el pasado 20 de abril, pero un día antes remitió un escrito en el que afirmaba que, dada su imputación judicial, consideraba "más oportuno y prudente" mantenerse "ajeno a cualquier comparecencia" de esa índole.

Más información