Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CiU carga contra ICV por pedir el informe que cuestiona a Crespo

La Sindicatura de Cuentas votó no enviar la investigación al Parlament

CiU reaccionó ayer duramente contra la petición de ICV de que se haga público un informe de la Sindicatura de Cuentas que el pleno de este organismo decidió en 2006 no enviar al Parlament pese a que revelaba varias irregularidades que favorecían a Xavier Crespo, diputado de la coalición y exalcalde de Lloret de Mar (Selva), con dinero de la Corporación de Salud de la Selva y Maresme, que gestiona los hospitales de Blanes y Calella (véase EL PAÍS de ayer).

Jordi Turull (CiU) cargó contra el líder ecosocialista, Joan Herrera, al que acusó de una “actitud enfermiza” contra Crespo. Turull recordó que seis síndics —nombrados a propuesta de CiU, PSC, ERC y PP— votaron no hacer público el informe de su compañero Agustí Colom, designado a propuesta de ICV. Turull aseguró que Colom habría quedado en evidencia por la poca consistencia de su trabajo y acabó mostrándose partidario de que Herrera pueda leer el informe, pero para que “pida perdón a Crespo”.

Herrera, por su parte, reiteró que insistirá al Parlament para tener acceso al informe: “La transparencia es el derecho a la información”, aseguró. Su petición gozó del respaldo de Anna Simó (ERC), que reclamará los informes del caso. Albert Rivera (Ciutadans) abogó por la difusión del documento, tenga o no consecuencias jurídicas: “Eso ayuda a la credibilidad de los afectados”. Por el contrario, Joaquim Nadal (PSC) afirmó que no hay caso Crespo.

La Sindicatura, por su parte, aseguró que el Parlament no puede hacer público el informe pedido por ICV sin que el documento vuelva al pleno del organismo. Según la Sindicatura, esto se debe a que el “proyecto” de informe no fue aprobado por el pleno en su día, por lo que no es oficial. El plenario, recordó la Sindicatura, podría realizar en este trámite “modificaciones” en el texto.

La Sindicatura encargó a Colom investigar el caso tras recibir en 2005 un primer informe de la Intervención que revelaba algunas irregularidades. En 2006, sin embargo, la Sindicatura decidió guardar en el cajón la investigación de Colom pese a que esta descubría nuevas irregularidades. En su lugar, remitió solo el informe de la Intervención al Tribunal de Cuentas, que no vio hechos punibles en el documento y archivó el caso. Turull y Nadal se basan en ello para mantener que no hay caso Crespo.

Por otra parte, Marc Fuertes, jefe de la oposición en Lloret de Mar por el partido independiente Millor, anunció que pedirá el informe en el próximo pleno al alcalde, Romà Codina (CiU).