Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La puesta en marcha del metro de Granada se retrasa hasta 2014

La consejera de Fomento no aclara si se soterrará el tráfico privado, como quiere el Ayuntamiento

Obras del metro de Granada. Ampliar foto
Obras del metro de Granada.

El metro de Granada comenzará a funcionar en 2014. En octubre de 2011, la Junta avanzó que las obras no terminarían en 2012, como se dijo en principio. En el primer trimestre de este año se hablaba de finales de 2013 y este viernes la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés (IU), fijó el primer semestre de 2014 como la fecha de la puesta en marcha.

Cortés revisó este viernes en Granada los trabajos de la infraestructura, cuyo presupuesto asciende a 502 millones de euros de los que se han invertido 250. Sostuvo que no habrá problemas económicos y que, con el crédito de 260 millones concedido por el Banco Europeo de Inversiones (BEI), “no hará falta ninguna partida más”. Lo que está pendiente de solventar es un tramo del barrio granadino del Zaidín. El Ayuntamiento de la capital (PP) quiere soterrar el tráfico privado y a ello accedió la exconsejera Rosa Aguilar. Sin embargo, hace unos meses la Consejería, entonces en manos de Josefina Cruz, cambió de parecer tras la petición de comerciantes y vecinos, que solicitaron que todo fuera en superficie.

Cortés asegura que la financiación está garantizada con el crédito del BEI

Cortés no aclaró cuál será la apuesta del nuevo Ejecutivo. “Lo que tenemos que ver es cómo a través del diálogo y la cooperación institucional conseguimos llegar a esa fecha”, dijo y aseguró que primarán criterios de “sostenibilidad social”, “prontitud” y “austeridad económica”. Las obras para soterrar el tráfico privado en el cruce de la Avenida de América y Andrés Segovia durarían 10 meses más que si todo fuera en superficie, según los anteriores responsables de la Consejería.

La falta de liquidez tuvo prácticamente paralizadas en 2011 las obras, lo que ha agravado problemas de tráfico y movilidad en la capital. De “drama” lo ha llegado a calificar la concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, quien exigió que los primeros trabajos tras la reactivación sirvieran para recuperar la normalidad en la superficie, después de que numerosos negocios hayan tenido que cerrar.

El crédito ha permitido volver a contratar a trabajadores, 770, según la Junta que espera superar el millar en verano. Las obras se han reactivado, aunque el retraso acumulado haya alejado más la fecha de finalización. El PP considera que es un “nuevo jarro de agua fría” para miles de comerciantes y ciudadanos.

El metro de Granada, de 15,9 kilómetros de trazado, ha estado desde el inicio envuelto en polémica. Incluso antes de que se comenzara a construir, en 2007, las administraciones discutían por un trazado por el que todavía no se han puesto de acuerdo al 100%. De esos 15,9 kilómetros, que unirán Albolote, Maracena, Granada y Armilla, el 83% discurre en superficie y el 17% es subterráneo.