_
_
_
_

Fabra elude defender a Blasco y apela en las Cortes a la presunción de inocencia

La oposición insiste en el cese del portavoz del PP por el escándalo de cooperación

Alberto Fabra y Rafael Blasco entran juntos en el hemiciclo de las Cortes tras estallar el caso de la cooperación.
Alberto Fabra y Rafael Blasco entran juntos en el hemiciclo de las Cortes tras estallar el caso de la cooperación.JORDI VICENT

La oposición presionó ayer en la sesión de control de las Cortes Valencianas al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, para que destituya al portavoz parlamentario del PP, Rafael Blasco, protagonista de numerosas grabaciones y declaraciones del sumario del caso de las subvenciones de cooperación que le implican cuando era consejero de Solidaridad y Ciudadanía.

Los portavoces de la izquierda volvieron a pedir la dimisión, pero Fabra no se dio por aludido y obvió entrar en la cuestión. Durante el debate, se limitó a reclamar genéricamente la presunción de inocencia, pero tuvo un gesto hacia Blasco al entrar al hemiciclo acompañado por él. De alguna manera, desde la Generalitat y, más concretamente, desde el Grupo Popular, se quiso transmitir el mensaje de que Fabra mantendrá su apoyo a Blasco mientras no sea imputado.

El portavoz socialista Antonio Torres aprovechó su intervención para afirmar que, tras las noticias del escándalo de cooperación, “sólo cabía la dimisión de Blasco”. Y Enric Morera, líder de Compromís, preguntó a Fabra cómo puede mantener a Blasco tras lo que se ha sabido del escándalo de cooperación. “Usted no respeta la presunción de inocencia ni para la política ni para los políticos”, contestó Fabra. “No pueden poner en tela de juicio todo lo que se hace en esta Comunidad”.

Mireia Mollà, de Compromís, aprovechó una repregunta para vaticinar que “Blasco caerá” por una denuncia de su grupo y retó a Fabra a que pregunte a “la señora de Clemente”, en alusión a la exdirectora general de Cooperación entre septiembre de 208 y abril de 2010, Pilar Collado, esposa del diputado del PP Antonio Clemente, que se negó a firmar las polémicas subvenciones y dimitió.

Mireia Mollà reta a Fabra a que pregunte a la esposa de Clemente

Por su parte, Fabra aseguró que en estos momentos no hay “ni una sola factura en el cajón”, en respuesta al portavoz socialista Antonio Torres, que le acusó de haber elaborado un plan de reequilibrio que “no es creíble”, dado que nada más presentarlo han emergido 1.800 millones de euros de compromisos sin consignación presupuestaria.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En sus respuestas en el pleno de las Cortes Valencianas a las preguntas de los portavoces parlamentarios sobre el plan de reequilibrio financiero, el déficit y el paro, Fabra dijo que se han buscado “las fórmulas necesarias y ajustadas” al nivel de déficit marcado por el Estado para que esta situación “no vuelva a suceder”.

Los grupos de la oposición acusaron al jefe del Consell de “engañar” al Gobierno central y a la Unión Europea dando “tres cifras de déficit distintas”, en alusión a la aparición de un déficit oculto relacionado con las facturas en los cajones tras la trascendental reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado 17 de mayo, y pidieron que se asuman responsabilidades políticas por la situación de “insolvencia” que atraviesa la Comunidad Valenciana. Concretaron esa reclamación en la dimisión del consejero de Hacienda, José Manuel Vela. El presidente se mostró “sorprendido” por estas acusaciones y recordó que el anterior Gobierno socialista fue “el campeón del engaño permanente”.

Fabra acusó a la oposición de pretender perjudicar la imagen de la Comunidad Valenciana con “augurios” sobre una intervención que no se ha producido. La Comunidad Valenciana “no está intervenida, sino comprometida con todas las personas que quieren salir adelante”, dijo.

Blasco utilizaba los códigos de la trama corrupta, denuncia la socialista Tirado

Sin embargo, el escándalo de las subvenciones de cooperación gravitó sobre todo el pleno. En declaraciones en los pasillos de la Cámara, la diputada socialista Clara Tirado exigió al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, que “si tiene un mínimo de decencia, escuche a algunos diputados decentes que aún le quedan en el Grupo Popular, a la oposición, a los medios de comunicación y a la sociedad” para prescindir de Blasco como portavoz. Tirado destacó que Blasco “utilizaba exactamente el mismo lenguaje, los mismos códigos y los mismos nombre en clave que utilizaba la trama” y añadió que “lo más repugnante” es que esa “trama de delincuentes” usaba “manifestaciones absolutamente racistas y xenófobas, menospreciando a las comunidades a las que tenían que trasladar la ayuda”

Por su parte, la diputada de Compromis Mireia Mollà denunció que “el PP parece que no tiene nada que decir a la hora de exigir responsabilidades políticas al que tenía en sus manos la cesión de los fondos públicos a un entramado corrupto”. También la diputada de Esquerra Unida Marina Albiol reclamó la dimisión de Blasco.

El exconsejero de Solidaridad y Ciudadanía sostuvo en un comunicado que en el sumario sobre la trama de la cooperación “queda claro que la consejería, y por extensión la Generalitat, actuó en todo momento con corrección y con los controles establecidos” e insistió en que no está imputado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_