CC OO alerta de que hay 103.700 hogares sin ingresos en Cataluña

218.311 personas que estaban sin empleo en marzo no recibieron ningún tipo de ayuda

El número de hogares de Cataluña en los que no entra ningún ingreso ha aumentado el 30,8% respecto al primer trimestre del año pasado, según los datos del Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat). En este periodo, 24.000 hogares han pasado a engrosar la lista de los que carecen de cualquier ingreso, de modo que ya alcanzan los 103.700. Además, la mitad de los miembros del 20% de los hogares catalanes están en paro. Así lo ha explicado esta mañana Cristina Faciaben, secretaria de Socioeconomía de Comisiones Obreras de Cataluña (CC OO).

Faciaben ha alertado del riesgo de pobreza y exclusión social que sufren las personas en paro y sin ayudas por desempleo y los discapacitados, y ha destacado que el 41,6% de la población vive por debajo del nivel de vida medio, según datos del Idescat de 2010. La secretaria de CC OO ha exigido a las Administraciones prestaciones sociales y económicas para hacer frente a la situación.

Mientras que el número de personas que se benefician de subsidios y prestaciones sociales cae, el paro en Cataluña sigue creciendo. Un total de 218.311 personas que estaban sin empleo en marzo no recibieron ningún tipo de ayuda pública. Algo tienen que ver los nuevos requisitos de la renta mínima de inserción (RMI) —aprobada en 1990 y modificada por la Generalitat el pasado mes de agosto—, que no ayudan a que estas cifras disminuyan, denuncia el sindicato. Según los cambios en la normativa, las personas en paro sin protección económica por desempleo quedan fuera de la cobertura de la RMI, a no ser que acrediten otras dificultades añadidas. De hecho, alrededor de 22.500 personas han dejado de beneficiarse de esta ayuda entre marzo de 2011 y el mismo mes de 2012, periodo en el que una cuarta parte de los expedientes de la RMI han sido extinguidos.

Además, CC OO de Cataluña ha puesto en duda que los Presupuestos Generales del Estado estén ayudando a priorizar el empleo de las personas con discapacidad y ha denunciado la “drástica” reducción del 57% del presupuesto para políticas activas de ocupación. La secretaria del sindicato ha llamado al movimiento social y ha animado a los ciudadanos a que “no se queden con los brazos cruzados” frente a este panorama. ”Hay motivos más que suficientes para que la ciudadanía reaccione”, ha concluido.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS