Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CAM perdió en el último año una sexta parte de sus depósitos

La entidad asegura que la tendencia ya se ha invertido

El Banco CAM ha sufrido en el último año, según los últimos datos disponibles, correspondientes al pasado mes de febrero, una caída en los depósitos de sus clientes de 7.800 millones de euros, el 17% del total.

Según la información publicada ayer por la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), con los balances de sus asociadas a febrero de 2012, la CAM contaba con una cartera de depósitos de clientes de 36.956 millones de euros, un 17,4 % menos que un año antes, cuando contaba con 44.780 millones de euros.

El periodo que contempla esta retirada de fondos coincide con la crisis que ha sufrido la entidad, que fue intervenida por el Banco de España en julio de 2011 y subastada al Banco Sabadell en diciembre pasado. El cambio de manos definitivo está en la actualidad únicamente a la espera de que Bruselas ratifique la decisión tomada por el Gobierno. La fuga de depósitos empezó en octubre de 2010 y alcanzó hasta el mismo mes de diciembre del año pasado. Ese mes, de hecho, fue el primero en el que la entidad cerró con un nuevo aumento en los depósitos totales, en concreto, con 200 millones de euros de incremento. La entidad alicantina, además, remarcó ayer tras conocerse el dato de la CECA que este año ya se acumula un crecimiento de depósitos que ronda los 500 millones de euros.

 Subordinadas

 Por otra parte, Banco CAM comunicó ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la suspensión del abono semestral de intereses de la emisión de obligaciones subordinadas 11/1988 que iba a desembolsar el próximo viernes.

El banco detalló que la decisión obedece a los resultados obtenidos el año pasado, cuando acumuló unas pérdidas de 2.713 millones de euros.

La entidad financiera, a la que le correspondía abonar los intereses el 25 de mayo, ha suspendido en otras ocasiones su pago y ha justificado esta decisión por “los compromisos asumidos con la Unión Europea de no realizar pagos discrecionales sobre instrumentos híbridos”.