Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
corrupción urbanística

El juez envía a prisión al exalcalde de Casares por cohecho y blanqueo

El exregidor entra en la cárcel a la espera de aportar una fianza de 200.000 euros

Los agentes arrestan a cuatro personas más tras registrar y bloquear casas, pisos y coches

El ex alcalde de Casares Juan Sánchez (IU), tras conocer que va a prisión provisional bajo fianza de 200.000 euros. Ampliar foto
El ex alcalde de Casares Juan Sánchez (IU), tras conocer que va a prisión provisional bajo fianza de 200.000 euros.

La Operación Majestic sobre la corrupción en el Ayuntamiento de Casares (Málaga, 5.300 habitantes) va más allá de los asuntos puramente urbanísticos. La investigación judicial intenta desentrañar una supuesta trama de blanqueo de capitales de una de las familias de la mafia rusa mediante las inversiones inmobiliarias en esta localidad de la Costa del Sol occidental. De este modo, la operación en su conjunto se parecería más a la célebre Ballena Blanca, sobre la introducción en el mercado legal de dinero sucio derivado de las ganancias por actividades de crimen organizado, que a los distintos casos de corrupción urbanística detectadas en distintos municipios durante los años del boom inmobiliario.

Sin embargo, el papel del imputado más conocido del caso, el exalcalde de Casares Juan Sánchez (IU) es básicamente urbanístico. Se le imputa haber cobrado una cantidad a cambio de facilitar la recalificación de los terrenos de la urbanización Majestic, un macrocomplejo residencial de lujo ubicado en la zona costera de Casares. Esta es supuestamente la gran inversión de la mafia rusa en el municipio.

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Estepona, que investiga el caso, envió en la madrugada de ayer a prisión al exregidor Sánchez, que gobernó en el municipio entre 1979 y 2000 y entre 2005 y 2009. Sánchez está imputado por delitos de prevaricación urbanística, cohecho y blanqueo de capitales. No es probable que Sánchez permanezca mucho tiempo en la cárcel de Alhaurín de la Torre, ya que el juez instructor fijó para él una fianza de 200.000 para quedar en libertad. La defensa del exalcalde busca la fórmula para reunir la cantidad. El abogado del exregidor afirmó que tratará de recabar el dinero de familiares, amigos y allegados de Sánchez, ya que el juzgado no admite un aval hipotecario o bancario. Según la defensa, Sánchez carece de la cantidad en metálico que le reclama el juzgado.

De los tres imputados que pasaron a disposición judicial en la tarde del lunes, Sánchez fue el único que ingresó en prisión. Su esposa, María Luisa Calvente, quedó en libertad provisional a la espera de que reúna los 10.000 euros de fianza que le impuso el juez instructor. El tercer imputado, el abogado de Estepona Rafael García, antiguo apoderado de la empresa promotora que desarrolló la urbanización Majestic, quedó en libertad con cargos de blanqueo de capitales, alzamiento de bienes y relación con organización criminal, informó ayer el Tribunal Superior de Justicia en un comunicado.

La investigación, que arrancó a finales de 2010, ha supuesto hasta ahora la intervención de 165 cuentas bancarias, 236 inmuebles y 19 vehículos. Según adelantó ayer Abc, el administrador único de la sociedad Majestic Construction and Development SL, que desarrolló la urbanización, es un empleado del capo mafioso internacional Ricardo Fanchini, actualmente en prisión en Estados Unidos por tráfico de estupefacientes.

Ayer pasaron a disposición judicial Anne Chahbazian, ciudadana ucraniana de 77 años que se dedicaba a comercializar las viviendas del residencial de lujo y que pidió licencia de obras para un centro comercial en la urbanización que no llegó a construirse; y un hombre de iniciales E. L. G. y de profesión mecánico. Al cierre de esta crónica el juez todavía no había decidido ninguna medida cautelar contra ellos.

Valderas exige "tolerancia cero"

Juan Sánchez era hasta el pasado lunes uno de los puntales histórícos de Izquierda Unida en la provincia de Málaga. Desde su detención en el marco de la Operación Majestic, el exalcalde de Casares perdió parte de sus apoyos políticos. La coalición de izquierdas decidió suspender cautelarmente de militancia al exregidor y actual concejal de Vivienda en la localidad de la Costa del Sol. El vicepresidente de la Junta y coordinador regional de IU, Diego Valderas, amigo de Sánchez, afirmó que la coalición mantendrá su política de “tolerancia cero” frente a la corrupción “le toque a quien le toque”.

En una entrevista con Canal Sur Radio, Valderas aseguró que el arresto de Juan Sánchez es una “pésima noticia”, y afirmó que IU está a la espera de conocer el alcance de la investigación judicial para emprender, o no, nuevas medidas.

Frente a la firmeza de Valderas, el Ayuntamiento de Casares respaldó institucionalmente a su exalcalde. En un comunicado, la alcaldesa, Antonia Morera, de IU, que durante toda la jornada del lunes negó que hubiera ningún detenido en el pueblo, calificó a Sánchez de “hombre honesto que siempre ha trabajado por lo público”.

Morera insistió en que el registro practicado el lunes en el Ayuntamiento de Casares y la detención del exalcalde “forman parte de una investigación mucho más grande que se instruye bajo secreto de sumario”. La regidora matizó que las incautaciones de vehículos, inmuebles y cuentas bancarias de la operación “no tienen ninguna relación con la parte de investigación que se ha realizado en el Ayuntamiento”.

Fe de errores

El quinto arrestado hasta ahora en la Operación Majestic no es R. M, como ha venido publicando este periódico, sino E. L. G.