Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sevilla salda la deuda con Felipe

Zoido anuncia el nombramiento del expresidente del Gobierno como hijo predilecto de la ciudad

González saluda a Curro, la mascota de la Expo, el mes pasado en Sevilla. Ampliar foto
González saluda a Curro, la mascota de la Expo, el mes pasado en Sevilla.

Si alguna refriega política de último momento no lo impide, Felipe González será nombrado hijo predilecto de Sevilla el 30 de mayo. Ese día, festividad de San Fernando, patrón de la ciudad, Sevilla distingue cada año a ciudadanos ilustres, pero el reconocimiento al expresidente del Gobierno, aunque obvio, se había convertido en un asunto tan politizado que parecía que nunca iba a cuajar. Al final, tras 12 años con el PSOE al mando del gobierno municipal, ha sido un alcalde del PP, Juan Ignacio Zoido (PP), el que ha anunciado el reconocimiento a González de su ciudad natal.

Algunos miembros de IU amenazaban este viernes con romper el consenso, pero desde la federación de izquierdas no hubo un pronunciamiento oficial. La propuesta del gobierno municipal pasará por el pleno y si prospera, el tanto lo anota Zoido, aunque la deuda la saldan los cuatro grupos políticos (PSOE, PP, IU y PA) que han pasado por el Ayuntamiento desde que González dejó de ser presidente del Gobierno, en 1996. El anterior primer edil, el socialista Alfredo Sánchez Monteseirín, lo intentó tres veces en sus 12 años de mandato, pero se iba topando con el rechazo de alguno de los otros partidos que componían la corporación. Y aunque el PSOE hubiera podido reunir votos en el pleno para sacar adelante su propuesta, González había impuesto una condición: que la iniciativa contara con la unanimidad de todos los partidos.

Monteseirín intento concederle el título a González tres veces, pero lo vetaron otros grupos

Curiosamente, el mismo Zoido que ahora entregará el título lo vetó en una de las tres ocasiones en las que Monteseirín lo intentó. Fue en 2008, cuando el hoy alcalde era líder de la oposición. Monteseirín ya lo había propuesto en 2006, pero los entonces portavoces del PP y del PA, Jaime Raynaud y Agustín Villar, se negaron alegando que no era conveniente esa distinción a un año de que se celebraran elecciones municipales. Pactaron dejarlo para 2008, y Raynaud aseguró que ya tenía el compromiso de Javier Arenas para que así fuera.

Pero cuando llegó el momento, ni el PA ni Raynaud estaban ya en el Ayuntamiento. Al portavoz popular lo había sustituido Zoido y Monteseirín le recordó el pacto alcanzando dos años antes. Sin embargo, el hoy alcalde se desentendió del compromiso con una excusa: hacía unos meses que González había llamado “imbécil” a Mariano Rajoy durante un mitin en Málaga, lo que había causado un fuerte revuelo mediático. Con todo, fuentes conocedoras de aquellas conversaciones, aseguran que Zoido también deslizó en su negativa las vinculaciones políticas de González con casos de corrupción o el GAL. Estas fuentes añaden que el hoy alcalde incluso llegó a proponer una salida consistente en extender la distinción a los otros tres expresidentes del Gobierno: Leopoldo Calvo Sotelo, Adolfo Suárez y José María Aznar, que carecen de vinculación a Sevilla. El PSOE se negó.

El asunto rozaba ya tanto el esperpento que Monteseirín decidió dejar desierto el título de hijo predilecto durante varios años a la espera de que se llegara a un acuerdo para distinguir a González. Volvió a intentarlo en 2009, pero esta vez la propuesta ni llegó a planteársele a la oposición porque se frenó en el propio gobierno municipal de la mano de IU, socio político de los socialistas. El portavoz de la coalición de izquierdas, Antonio Rodrigo Torrijos, no pudo asegurar la unanimidad necesaria porque en su grupo había voces contrarias a reconocer al expresidente. Sobrevolaba también la herida reciente de la marcha de IU de Rosa Aguilar para hacerse cargo de la Consejería de Obras Públicas, que había deteriorado las relaciones entre los dos partidos.

Las circunstancias son ahora muy distintas: PSOE e IU estrenan pacto en el gobierno andaluz e IU se sienta en la oposición municipal con solo dos concejales. Parece improbable que se oponga esta vez al reconocimiento, aunque fuentes consultadas ayer no descartan una abstención. Y algunos miembros del PCA, tradicionalmente crítico con González, ya se movían este viernes en las redes sociales pidiendo el voto en contra. Entre ellos, el vicesecretario general del PCA andaluz, Juan de Dios Villanueva, que escribió en su twitter: “Izquierda Unida debe expresar su postura contraria a la concesión del título de hijo predilecto de Felipe González”.

Los Elogios que adelantaron el anuncio

Aunque ha sido Juan Ignacio Zoido quien, como alcalde de Sevilla, ha anunciado la propuesta de conceder a Felipe González el título de hijo predilecto de la ciudad, el primero en pronunciar esta vez la idea en público fue el portavoz socialista, Juan Espadas. Lo hizo el pasado 20 de abril, justo el día que se cumplían 20 años de la inauguración de la Expo 92. Y no fue casualidad: lo que hizo Espadas fue lanzar un órdago a Zoido o más bien adelantarse a la propuesta que, según ya se rumoreaba en la ciudad, el alcalde tenía preparada.

Zoido y González coincidieron el 19 de abril en un acto de homenaje al expresidente organizado por Radio Sevilla. Allí, no pasaron desapercibidas las elogiosas palabras que el alcalde le dirigió en público al expresidente. “Felipe transformó a España, y a Sevilla, gracias a sus sueños de futuro, los mismos que llevaron a (Thomas) Jefferson a fundar Estados Unidos”, dijo el alcalde. Que en otro momento del acto añadió: “Si nos miramos en el legado de la Expo 92 y en el talento de Felipe, nuestros sueños de futuro harán realidad aquello que nos propongamos alcanzar”. No se quedó ahí: “El hombre es el que hace la historia. Y no hay duda de que parte de la historia de Sevilla de finales del siglo XX la hizo y la escribió Felipe González”, afirmó el alcalde popular. El guiño estaba hecho y González no frunció el gesto.

Tras conocer el anuncio de ayer, el portavoz municipal del PSOE emitió un comunicado en el que se reconoció “muy satisfecho” por la decisión. “Creo que se hace justicia con una persona clave en la historia española contemporánea y, por supuesto, también de nuestra ciudad, de cuya transformación hace 20 años es protagonista imprescindible”, afirmó Espadas.

Además de a González, el gobierno municipal ha propuesto distinguir este año como hijos adoptivos de la ciudad los dos excomisarios de la Exposición Universal de 1992, Manuel Olivencia y Emilio Cassinello. Además, se entregarán medallas de oro al mérito deportivo a los presidentes las Federaciones Españolas de Remo, Tenis y Baloncesto, los sevillanos Fernando Climent, José Luis Escañuela y José Luis Sáez.