Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Policía Local de Benidorm ‘toma’ el Consistorio y amenaza al jefe de prensa

Los agentes protestaban por los recortes anunciados por el Gobierno municipal

Los policías locales, en el gabinete de prensa del Ayuntamiento de Benidorm.
Los policías locales, en el gabinete de prensa del Ayuntamiento de Benidorm.

Más de un centenar de policías locales de Benidorm, de paisano y fuera de servicio, se concentraron este miércoles por segunda vez a las puertas del Ayuntamiento contra los recortes anunciados por el Gobierno local, como la retirada de todas las productividades y del complemento de asistencia de 240 euros que percibían los agentes cada mes a cambio de renunciar a sus días de asuntos propios.

Tras la protesta callejera, la mayoría de ellos ha entrado en las dependencias municipales, donde ha forzado al alcalde, Agustín Navarro, a recibirlos en su despacho. Luego han realizado un recorrido por otras dependencias del Consistorio para explicar a los empleados municipales las razones de su manifestación. Uno de los objetivos era alcanzar el gabinete de prensa municipal, donde golpearon repetidamente la puerta del despacho del director de comunicación, Jorge Fauró, que en ese momento no se encontraba allí.

Algunos agentes colocaron un cartel que decía: "Los niños tontos queremos que dimitas. Aquí no cobran listos como tú". Y otros mensajes, como "Fauró, te encontraremos" o "No lo hemos escrito ningún policía porque no sabemos", en contestación a algunos comentarios que el periodista colgó en su cuenta personal de Twitter y que los policías consideran ofensivos.

La Asociación de la Prensa de Alicante y la Unió de Periodistes Valencians emitieron un comunicado rechazando “cualquier tipo de amenaza” y reclamando a los responsables “que cesen las acciones injustificadas” contra Fauró “y otros periodistas de Benidorm y que respeten el libre ejercicio de su profesión”.

Fuentes municipales han considerado la actuación policial “un asalto al Ayuntamiento”, ya que si su misma actitud la hubiera mantenido cualquier otro colectivo, “la respuesta habría sido el desalojo por parte de la Policía Nacional”. El Sindicato Profesional de Policía Local y Bomberos, en nombre de los cinco sindicatos del Consistorio, lamentó que “algunos particulares hayan podido importunar a trabajadores municipales al margen de las directrices pactadas” para una manifestación que tendrá continuidad.