Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Deterioro y desperfectos en el cementerio civil de la Almudena

IU lleva mañana al pleno de Ciudad Lineal una proposición para que se arreglen las deficiencias

La formación denuncia con fotos el mal estado de lápidas, caminos y muros

Estado en que se encuentran algunas tumbas del cementerio civil de La Almudena. Ampliar foto
Estado en que se encuentran algunas tumbas del cementerio civil de La Almudena.

Las fotos tomadas por el grupo municipal de Izquierda Unida muestran lápidas levantadas, muros derruidos, viales intransitables y, en general, dejadez en el cementerio civil de La Almudena. Un lugar conocido por albergar inquilinos ilustres como La Pasionaria, Pablo Iglesias, Pío Baroja y presidentes republicanos. El cementerio civil de Madrid se creó en los años ochenta del siglo XIX para enterrar a quienes no profesaban la religión católica. Su antigüedad, sin embargo, no debe ser excusa para que caiga en el olvido, asegura Izquierda Unida, que mañana llevará al pleno de Ciudad Lineal una proposición para que se arreglen los desperfectos y se solucionen los problemas de seguridad y accesibilidad. 

"Se mejoraría la accesibilidad, la higiene o la limpieza si se arreglasen las vías y caminos internos así como con el arreglo de las zonas por donde corre el agua sin canalización alguna", señala el vocal de IU Daniel Jiménez. "El cementerio civil también es un espacio para el recuerdo y la memoria y, por tanto, no merece este abandono", añade. En la exposición de motivos de la propuesta que lleva mañana al pleno afirma que crea inseguridad el hecho de que no se arreglen los muros que delimitan el cementerio, y que se están quedando sin ladrillos y sin cemento.

Fuentes de la Empresa Mixta de Servicios Funerarios de Madrid aseguran que el estado de conservación del cementerio civil es "adecuado" y añaden que no pueden responder por la conservación de algunos nichos, puesto que al ser privados dependen de las familias. Añaden que las lápidas de las personalidades están bien mantenidas, y que solo las declaradas con protección especial son responsabilidad de la empresa municipal, puesto que del resto se ocupan los familiares.

El cementerio civil forma parte de la Necrópolis del Este, junto con el cementerio de la Almudena, del que está separado por la antigua carretera de Vicálvaro, hoy avenida de Daroca, y el cementerio judío. La primera persona enterrada allí fue Maravilla Leal González, que se suicidó en 1884. El rey Alfonso XII asistió al entierro y así quedó inaugurado el cementerio civil. En 1984, coincidiendo con el centenario de aquella fecha, el Ayuntamiento rehabilitó la lápida.

"Lorca decía de este lugar que es donde 'meriendan muerte los borrachos, relata Ángel del Río en su libro Madrid para morirse... de risa y de asombro (Ediciones La Librería), en el que cuenta la historia de este cementerio "construido para dar sepultura a suicidas, amancebados, niños sin bautizar y herejes que la Iglesia católica no aceptaba".

El fundador de Comisiones Obreras, Marcelino Camacho, también fue enterrado en 2010 en este cementerio. Entre otros, acoge a los presidentes de la Primera República Estanislao Figueras, Pi i Margall y Nicolás Salmerón; los líderes socialistas Julián Besteiro y Francisco Largo Caballero; el pedagogo Francisco Giner de los Ríos y el urbanista Arturo Soria. Además de cruces, muchas de las tumbas están decoradas con estrellas o la hoz y el martillo.  

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram