Expedientes para una veintena de menores por la ‘primavera valenciana’

Siete acusados de hacer pintadas declararon ayer y pasaron pruebas caligráficas

Un policía pide la identificación a unas personas que protestaban por la detención de menores en las manifestaciones estudiantiles.
Un policía pide la identificación a unas personas que protestaban por la detención de menores en las manifestaciones estudiantiles.CARLES FRANCESC

Una veintena de jóvenes tienen abiertos expedientes en la Fiscalía de Menores de Valencia acusados por las protestas estudiantiles que se multiplicaron por toda la ciudad con el epicentro en el Instituto de Educación Secundaria Lluís Vives en febrero pasado durante la ya conocida como primavera valenciana. Y ayer siete de ellos pasaron por la Ciudad de la Justicia para prestar declaración ante el ministerio fiscal en unas sesiones en las que los peritos les hicieron pasar unas pruebas caligráficas para comprobar si eran los autores de las pintadas realizadas el domingo 26 de enero en varios edificios del centro de Valencia.

Fuentes próximas al caso aseguran que los jóvenes defienden su inocencia. Pese a ello, dos meses después de los hechos, los menores, que deberían estar ahora más preocupados por los exámenes finales que afrontarán en las próximas semanas, o por las notas de corte tras las pruebas de selectividad, todavía tienen que rendir cuentas en la Ciudad de la Justicia. Las familias esperan con impaciencia que todo quede en nada.

La Fiscalía ha abierto 15 causas

Según fuentes de la Fiscalía de Menores, a raíz de las protestas estudiantiles de febrero pasado se han abierto 15 causas distintas relacionadas con las protestas estudiantiles que llenaron los informativos televisivos y los diarios durante días. Imágenes de jóvenes protestando o asustados y cargas policiales desproporcionadas que finalmente han acabado con el relevo del jefe de la policía de Valencia, Antonio Moreno, que acaba de pedir el traslado.

“No hay una única causa porque los hechos han ocurrido en diferentes lugares y no todos los menores han participado en los mismos hechos”, explican desde la institución. Por eso, la mayoría de las causas solo afectan a un único menor. Y quizá es la de las pintadas del 26 de enero la única que agrupa a varios jóvenes.

Archivada una causa contra 60

Todos los casos han llegado hasta el departamento después de que la policía presentara una denuncia y constatara que afectaba a un menor, de tal manera que inmediatamente la envía a la fiscalía. Solo otra denuncia llegó desde un juzgado, y se trata de una causa que afectaba a 60 menores. La Fiscalía de Menores la archivó esta misma semana al comprobar que los policías simplemente habían tomado los datos personales de los jóvenes el día 17 de febrero durante las protestas sin que se les pudiera achacar ningún tipo de delito.

Ayer el tema iba de pintadas y siete jóvenes defendían su inocencia en un entorno extraño y hostil para unos estudiantes en el que todo parecía indicar que esa edad es propensa a dejar mensajes. Como si se tratara del sufrido árbol de los enamorados de cualquier parque, la pasarela forrada de madera del primer piso del tercer bloque de ascensores de la Ciudad de la Justicia acumula centenares de muescas y grabados que no se repiten en ninguna otra zona del edificio.

En la puerta de los juzgados, una veintena de personas protestaban, con carteles que defendían la libertad de expresión, por las detenciones de febrero. Y allí arreciaron las críticas por la actuación de la delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción