Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un centenar de conductores se niegan cada día a pagar peajes

El Gobierno advierte de sanciones de 100 euros a los insumisos

La concesionaria Abertis calcula que un centenar de conductores se niegan diariamente a abonar el peaje de las autopistas gestionadas por esta compañía desde que se inició la campaña #novullpagar para protestar contra las vías de pago catalanas. Muchos de los conductores disidentes mantuvieron ayer la protesta a pesar de la amenaza del Sevicio Catalán de Tráfico de multarlos con un mínimo de 100 euros.

Abertis explicó ayer que, por el momento, no se ha procedido a denunciar a nadie que no haya abonado el peaje, pero que comunicarán a la Generalitat los datos de los conductores insumisos, ya que es esta Administración la que debe tomar la decisión. La cifra de 1.500 conductores que, según los responsables de Abertis, pueden haber eludido el pago de la autopista ha aumentado este fin de semana, después de que los diputados de ERC Joan Tardà, Alfred Bosch y Teresa Jordà se sumaran a la campaña y no abonaran ayer el peaje de Mollet del Vallès.

El Gobierno catalán informó en un comunicado, pasadas a las diez de la noche del sábado, de que puede sancionar con un mínimo de 100 euros a los conductores que se nieguen a pagar los peajes porque eso constituye una infracción prevista en el Reglamento General de Circulación. Cataluña padece un déficit histórico de inversiones del Estado, dice el Gobierno catalán en su nota, y “parte de este déficit se ha tenido que solucionar a través de la construcción de autopistas de pago”. Con 632 kilómetros, Cataluña es el territorio con más vías de peaje, lo que significa que la mitad de las carreteras de gran capacidad son de pago, frente al 18% de toda España.