Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puig lanza una web para delatar

Interior cuelga fotografías de 68 personas, a las que acusa de violencia callejera, para que los ciudadanos ayuden a los Mossos a identificarlas

Presentación de la web de los Mossos.
Presentación de la web de los Mossos.

La Generalitat de Cataluña puso en marcha este martes un espacio alojado en www.gencat.cat/mossos para que los ciudadanos puedan delatar a las personas que la policía catalana considera que protagonizaron episodios de violencia callejera en la pasada huelga general del 29-M en Barcelona. La página recoge fotografías explícitas de 68 personas. En algunas se ve claramente cómo causan graves altercados; en otras, las imágenes no son tan definitivas. Los Mossos d'Esquadra aseguran que tienen más pruebas, aparte de las instantáneas, contra las personas que buscan identificar.

Muchas de las imágenes corresponden al paseo de Gràcia de Barcelona y recogen a varias personas zarandeando macetas, volcándolas o cruzándolas en la calle. También se ve claramente a un joven con un monopatín golpeando una de las fachadas de El Corte Inglés y a personas lanzando piedras, quemando contenedores o dando patadas a escaparates. También hay fotografías de ciudadanos que participaron en el incendio de la cafetería Starbucks, en el destrozo de una sucursal bancaria y en dos agresiones: una contra un agente que iba de paisano y otra contra varios trabajadores de la estación de Sants.

El Departamento de Interior, que dirige Felip Puig, busca de esta forma que los ciudadanos les ayuden a dar con ellos. La página exige nombre, primer apellido, DNI y teléfono o correo electrónico de contacto, aunque los datos serán confidenciales.

El director general de la policía, Manel Prat, aseguró que han informado a la fiscalía y a la judicatura de la puesta en marcha de la web para “asegurar las garantías jurídicas”. De las imágenes, han excluido aquellas en las que los protagonistas parecen menores, porque está prohibida su difusión, aunque la policía no puede garantizar que algunas de esas 68 personas no sean menores. “Asumiremos las consecuencias” en caso de haber infringido la ley, aseguró el comisario portavoz de la policía catalana, Joan Miquel Capell.

Puig anunció la puesta en marcha de la página tras los graves altercados el pasado 29 de marzo en el centro de Barcelona. La propuso como una medida disuasoria y una forma de dar con esas 300 o 400 personas que, según la policía, siembran el caos en la ciudad con la excusa de cualquier acontecimiento. “Los agitadores sociales se han movido de una forma cómoda hasta ahora”, añadió este martes el director de la policía. Finalmente, los ciudadanos no podrán presentar denuncias ni aportar pruebas gráficas a través de la página como insinuó Puig inicialmente.

La intención de Interior es que el sitio en Internet sirva a partir de ahora para cualquier incidente violento en el que haya imágenes claras de quién lo protagoniza. De hecho, el departamento ha acelerado la puesta en marcha de la web ante los acontecimientos de riesgo previstos el mes de mayo en Barcelona: el Día del Trabajo (1), la cumbre del BCE (2 y 3) y el aniversario del 15-M (del 12 al 15 de mayo). Pero, además de para identificar a quienes protagonizaron altercados, la página está pensada para producir un efecto disuasorio en los vándalos ante la posibilidad de verse en la web contra la violencia callejera de los Mossos d’Esquadra. La policía ha utilizado todos los medios que tenía a su alcance para reunir material gráfico: imágenes tomadas por ellos mismos, fotos publicadas en los medios de comunicación e instantáneas de las redes sociales.

La página web del Departamento de Interior consta de carpetas individualizadas de cada una de las personas. En total, tras una ingente labor, la policía ha reunido 231 fotografías y 3 vídeos. Prat admitió que la web será “objeto de ataques masivos” y ha sido creada teniendo en cuenta el riesgo, y recordó que los autores de esos ataques cometerán un delito castigado con entre seis meses y tres años de cárcel. Interior aseguró que la página ha sido elaborada con recursos internos del departamento y que no ha supuesto ningún coste extra. Varios agentes se encargarán de su gestión.