Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España pedirá suspender el Tratado de Schengen ante la cumbre del BCE

La Generalitat y el Gobierno quieren controlar las fronteras ante el riesgo de disturbios en Barcelona

El encuentro del Banco Central Europeo se celebrará en Barcelona los días 2 y 3 de mayo

Seis detenidos más por los altercados del día de la huelga general

Altercados en el paseo de Gracia de Barcelona durante la jornada de huelga general.
Altercados en el paseo de Gracia de Barcelona durante la jornada de huelga general.

La reunión del Banco Central Europeo, prevista para los próximos 2 y 3 de mayo en Barcelona, comportará medidas de seguridad excepcionales. El consejero de Interior catalán, Felip Puig, ha pedido al Ministerio de Interior que se restablezca el control en las fronteras y, por tanto, se suspenda temporalmente el Tratado Schengen, de libre circulación en Europa, porque considera que existen “amenazas contra el orden público y la seguridad interior”. El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha aceptado la medida. Puig propone en su misiva que se controlen las fronteras entre el 24 de abril y el 4 de mayo, aunque el ministerio no ha confirmado aún que se haga durante esas fechas. El objetivo de la medida es que las personas con antecedentes por altercados no puedan entrar en el país por ninguno de los pasos fronterizos desde el País Vasco hasta Cataluña.

El Banco de España, que organiza la reunión que se celebrará en el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona del recinto Fórum, ha reclamado unas medidas de precaución un poco más reforzadas a causa de los antecedentes de la última huelga general, según explicó un portavoz de la institución. Mayor es el temor expresado por los comerciantes, en un periodo cargado de actos multitudinarios. A la cumbre del BCE se añade el Día del Trabajo, el aniversario del movimiento 15-M y posibles celebraciones deportivas. La Confederación del Comercio de Cataluña ha manifestado la necesidad de introducir mecanismos como la creación de un fiscal especial con competencias en violencia callejera.

La policía mantiene abierta una operación para identificar a los responsables de los destrozos del 29-M, que arrasaron establecimientos y contenedores del centro de Barcelona

La patronal pretende crear la posibilidad de sancionar a los convocantes de manifestaciones que modifiquen los itinerarios durante la propia marcha si se producen incidentes y que sean las Administraciones las que avancen el pago de los desperfectos de comercios mientras se juzga a los violentos.

La Fundación Barcelona Comercio espera todavía una reunión con el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat para hacer balance de los hechos del 29-M y tomar medidas preventivas. El alcalde, Xavier Trias, cifró los desperfectos en 500.000 euros. La policía mantiene todavía abierta una operación para identificar a los responsables de los destrozos, que arrasaron establecimientos y contenedores (más de 300) del centro. Los Mossos d'Esquadra detuvieron ayer a seis personas más implicadas en los disturbios del día de la huelga general, lo que eleva a 85 la cifra de detenidos hasta ahora. Tres de ellos se encuentran en prisión preventiva desde el 31 de marzo.

La policía catalana detuvo ayer a cuatro personas, de entre 21 y 28 años, en Barcelona: dos acusadas de quemar la cafetería Starbucks de la ronda de Sant Pere, una por los desperfectos en El Corte Inglés y una cuarta por participar en ambos incidentes. Los establecimientos cifran los daños en 72.000 y 43.000 euros, respectivamente. Tres de ellos tienen antecedentes por delitos y faltas de orden público, atentado contra la autoridad, ocupación de inmuebles, delitos contra el patrimonio y contra la seguridad colectiva. En Tarragona, los agentes detuvieron ayer a dos hombres, de 18 y 28 años, acusados de provocar graves incidentes en la ciudad, quemar contenedores, generar violencia en la Universidad Rovira i Virgili, destrozar una sede del PP y agredir a un mosso d'esquadra. En este caso, no tienen antecedentes por delitos similares.

El de mayo es un mes caliente en orden público. La policía deberá hacer frente al 1 de mayo, Día del Trabajador; a la cumbre del BCE, y al aniversario del 15-M. Interior está ultimando el dispositivo para la cumbre, en el que participarán los Mossos d’Esquadra, el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil.