Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Testigos aseguran a la juez que Fenoll enterró basura sin tratar en huertos

El industrial, cabecilla de Brugal, está acusado de un delito contra el medio ambiente

Los vecinos sospechan que los vertidos pueden ser nocivos para la salud pública

Vecinos de la pedanía oriolana de La Murada han ratificado ante la juez que Ángel Fenoll, industrial y cabecilla del caso Brugal, enterraba toneladas de basuras en huertos de naranjos colindantes con la planta que el empresario posee en la vecina localidad de Abanilla (Murcia). Estos vecinos, integrantes de la plataforma Vertivega, han declarado, en calidad de testigos, ante la titular del Juzgado número 3 de Orihuela, en la causa abierta al industrial por su supuesto delito contra el medio ambiente.

La magistrada interrogó ayer al testigo Vicente Pérez, presidente de Vertivega. Este, según confirmó a este periódico, se ratificó ante la magistrada en su denuncia inicial. “Personalmente, nunca he visto a trabajadores de Fenoll enterrando basura, pero muchos de ellos me han confirmado esa práctica y así se lo he trasladado a la juez”, señaló Pérez. “Hay signos evidentes de que parte de la basura que llegaba a la planta se enterraba en huertos y prueba de ello son los constantes olores y las emanaciones tóxicas que a diario se producen y cuyos efectos pensamos que pueden ser nocivos para la salud pública”, añadió.

Con anterioridad a este vecino, la magistrada interrogó el martes a Roberto Sebastián, extrabajador de Fenoll que ya había denunciado ante la Fiscalía Anticorrupción los enterramientos masivos de basura en zanjas abiertas en las inmediaciones de la planta. El exoperario ratificó su denuncia ante la juez.

La Policía Local de Orihuela ya advirtió en 2008 al Ayuntamiento de la ilegal práctica del empresario

Por su parte, Fenoll y su hijo Antonio Ángel, principales imputados por estos hechos, negaron a la magistrada la acusación. Fenoll señaló que se trataba “de abonos y no vertidos tóxicos”.

La magistrada proseguirá a lo largo de esta semana con el interrogatorio a nuevos testigos (en total ha citado a 22 personas), entre ellos, propietarios de las fincas donde supuestamente se enterraba la basura. La juez también ha incorporado a la causa un informe de la Policía Local de Orihuela que en junio de 2008 ya advirtió al Ayuntamiento de la actividad reiterada de soterramiento de basura sin control en fincas agrícolas cercanas al vertedero de Fenoll. En esa fecha el Ayuntamiento estaba presidido por Mónica Lorente, del PP.