LA DEUDA AUTONÓMICA

Hacienda hace "leves observaciones" al plan de ajuste de Madrid

Beteta pregunta a Aguirre "cuáles son sus actuaciones para cumplir el objetivo" del 1,5% Los 1.279 millones que debe la región se concretan en 425.538 facturas, según Hacienda

Beteta, durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos.
Beteta, durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos.EFE

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha informado esta mañana de que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas tiene "leves observaciones" al plan de ajuste presentado ayer por el Gobierno de la Comunidad de Madrid, al que "planteará cuáles son sus actuaciones para cumplir el objetivo" del 1,5% del PIB establecido para las comunidades. Madrid remitió una serie de facturas por valor de 1.279 millones de euros pendientes de pagar a proveedores con fecha 31 de diciembre de 2011, dentro de los requisitos exigidos para poder acogerse al plan de ayudas para el pago diseñado por La Moncloa. En total, las regiones deben 17.255 millones a sus prestadores de servicios.

En su intervención en la Comisión de Presupuestos del Congreso, Beteta ha sido después preguntado por los periodistas acerca de las facturas impagadas por la Comunidad de Madrid en materia de Sanidad, que suman 1.080 millones, lo que supone un 84,4% de la cantidad total. Beteta ha explicado además que Hacienda ha devuelto a varias comunidades autónomas sus planes de ajuste, que deberán ser corregidos antes de mediados de mayo, aunque no ha desvelado cuáles son. Ha dicho que el Gobierno ha observado "serias discrepancias" en algunos de esos planes pero no ha querido facilitar datos concretos porque "procesalmente no procede".

Según el secretario de Estado, algunos de esos planes han sido analizados y "conformes", otros están en proceso de "mínimas aclaraciones", como es el caso de Madrid, y con otros hay "serias discrepancias" porque "contienen partidas de ingresos en su presupuesto que no se soportan con los Presupuestos Generales del Estado". Será en la reunión de mayo del Consejo de Política Fiscal y Financiera donde se analizarán los planes de ajuste, tanto los aprobados como los devueltos, de tal manera que todos ellos pueden exponer públicamente y cada comunidad expresar su opinión.

Se trata, ha añadido, de un ejercicio de transparencia, una de las grandes novedades de la ley de estabilidad presupuestaria. Las comunidades con las que se mantienen discrepancias ya lo saben y el Gobierno les ha remitido sus observaciones "de mayor o menor calado en función de la discrepancia con el objetivo de déficit señalado". Si las diferencias de criterio persisten, no se les aprobará el plan de ajuste y se empezará a aplicar el plan de estabilidad previsto en la ley. Beteta ha reconocido que varias comunidades han manifestado dificultades financieras que están siendo analizadas y ya han recibido los apoyos correspondientes por parte del Gobierno, del Tesoro y anticipos, tal y como regula el sistema de financiación autonómica.

La cantidad total de 1.279 millones es inferior a la presentada por otras regiones de un fuerte músculo económico como Cataluña -la Generalitat ha solicitado 1.984 millones para saldar sus deudas con el sector empresarial- y no es mucho mayor a la del Ayuntamiento de Madrid, el más endeudado de España con unas facturas por un importe de 1.017 millones. La Comunidad Valenciana ha presentado facturas por 4.069 millones y Andalucía, por 2.763 millones.

Madrid ocupa el quinto lugar entre las 14 autonomías que se han acogido al plan --todas menos Galicia, Navarra y País Vasco-, por detrás de Comunidad Valenciana y Andalucía, y, según nuevos datos aportados hoy por Hacienda, los 1.279 millones de euros que debe proceden de 425.538 facturas. El Gobierno ha dispuesto 35.000 millones para que los ayuntamientos y las comunidades puedan hacer frente a los impagos con empresas. De este modo, podrán solicitar préstamos a 10 años, con dos de carencia, y a un interés en torno al 5%.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS