La Generalitat recortará en dos años el 38% a las guarderías

La aportación baja este curso de 1.600 a 1.300 euros, y a 1.000 euros en 2013 Las subvención a escuelas de música se reduce de los 460 euros a los 230 euros por plaza

Irene Rigau, consejera de enseñanza de la Generalitat de Catalunya.
Irene Rigau, consejera de enseñanza de la Generalitat de Catalunya.MARCEL·LÍ SÀENZ

La Generalitat recortará hasta el 38% su aportación a las guarderías públicas. Si el curso pasado el Departamento de Enseñanza aprobó un importe anual de 1.600 por alumno (que todavía no ha pagado a los ayuntamientos), la cifra se reduce a 1.300 euros este curso. El tijeretazo continuará el curso 2012-2013, en que la aportación bajará hasta los mil euros. Esto supondrá un recorte en guarderías del 38% en dos años y del 45% desde que CiU tomó el control de la Generalitat en 2010. Los ayuntamientos alertan de que se está poniendo en riesgo el futuro del sistema de guarderías públicas.

La sombra de un nuevo tijeretazo sobre las subvenciones a los jardines de infancia planeaba amenazadoramente desde enero, cuando la Generalitat presentó sus presupuestos. Las cuentas ya reflejaban un recorte del 20% en la partida destinada a las guarderías públicas, que descendía de los 60 millones de 2011 a los 48,6 millones actuales. Las privadas, en cambio, no se han tocado y mantienen la aportación de 8,9 millones.

Desde principio de año, la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, ha declinado desvelar cómo se concretaba este recorte, asegurando que faltaba por conocer la subvención del Estado. Una vez revelado el recorte de unos 3.000 millones en educación del gobierno central, la posibilidad de que la cifra de 1.300 euros se modifique a la alza es casi nula.

El Departamento de Enseñanza informó la semana pasada de estos recortes a las entidades municipalistas, que se muestran cautas y aseguran que son cifras provisionales y que deben ratificarse en una reunión la semana que viene, aunque no prevén cambios en los importes.

El responsable de temas de educación de la Federación de Municipios de Cataluña, Josep Maria Freixanet, rechazó ayer los recortes en guarderías y se mostró “preocupado” por sus repercusiones. Freixanet, que también es alcalde de Olost (Osona), alerta de que este tijeretazo lo deberán suplir, en parte los ayuntamientos (muchos ahogados económicamente), pero ve inevitable una “subida importante” de las cuotas, cosa que limitará el acceso a muchas familias.

Las tijeras pasarán también sobre las escuelas de música. De momento, la Generalitat solo asegura una aportación de 230 euros por plaza este curso, un 50% menos que el anterior.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS