Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DRAMA DE LAS CUENTAS PÚBLICAS

Los gitanos no festejan su Día Internacional por los recortes

El colectivo denuncia el rebrote de la violencia antigitana por toda Europa

Celebración del Día Internacional del Pueblo Gitano, el 8 de abril del año pasado, en Alicante.
Celebración del Día Internacional del Pueblo Gitano, el 8 de abril del año pasado, en Alicante.

El colectivo gitano no festejó ayer su Día Internacional. Y no hubo fiesta porque el ente encargado de organizar anualmente el evento, la Federación de Asociaciones Gitanas de la Comunidad Valenciana (Faga), se ha quedado sin fondos. “No vamos a hacer ningún tipo de celebración. Las ayudas oficiales, sobre todo la autonómica, no llegan. El Consell nos debe aún el 60% de la asignación del pasado año”, explicó Nicolás Jiménez, portavoz de la Faga. El Día Internacional de Pueblo Gitano tiene su raíz en el primer Congreso Mundial Gitano que se celebró el 8 de abril de 1971 en Londres, presidido por el célebre actor de la etnia Yul Brynner.

El colectivo aprovechó la jornada para abundar en sus demandas y denunciar un rebrote racista.El portavoz del colectivo gitano puso el énfasis en el rebrote de los actos de discriminación, en España, y de la violencia antigitana, el resto de Europa.

Todo ello, en opinión de Nicolás Jiménez, debido al escaso interés de la Administración por la cultura y problemas de esta etnia. “Se nos sigue sin tener en consideración. Hay un dato elocuente: desde hace 30 años, en la Comunidad Valenciana se dice que hay 150.000 gitanos. A la Administración no le interesa renovar el censo. Si no sabe cuántos somos, se ahorra cuantificar el problema”, aseveró Jiménez.

Desde hace 30 años, en

la Comunidad Valenciana

se dice que hay 150.000 gitanos

Y a renglón seguido denunció el rebrote de actitudes racistas en España. “Aquí, en España siempre ha habido un racismo estructural hacia los gitanos. No hay más que observar el lenguaje, tanto en privado como en público y por parte de los ciudadanos de a pie como incluso de los políticos.

Cuando se trata de resaltar una actitud negativa recurren a dichos gitanos. Soportamos cada día el peso de los peores estereotipos antigitanos, en demasiadas ocasiones fomentados por los medios de comunicación”, se lamentó.

Pero para Jiménez, el mayor problema de racismo hacia los gitanos está en Europa: “La política de expulsiones de Berlusconi y Sarkozy han tenido su correlato con los crímenes en serie de gitanos en Hungría, y el hostigamiento de los grupos de ultraderecha en la República Checa”.

Jiménez reclamó una mayor atención de la Administración. “No basta con predicar la reinserción y la integración, hay que crear los medios. Por ejemplo un departamento en las consejerías de Cultura para nuestra etnia. Hay un Instituto Nacional de Cultura para la etnia, pero con un presupuesto que da risa, medio millón de euros”, apostilló.

"No basta con predicar 

la integración, hay

que crear los medios"

El portavoz de la Faga ensanchó su lista de reproches a la sociedad así: “La presencia gitana en España se remonta a hace 587 años. Por tanto, nadie en su sano juicio puede concebir la general española sin el componente gitano”. “El pueblo gitano y nuestra cultura sigue siendo el gran desconocido, por no decir ignorado, tanto por la ciudadanía, como por la comunidad científica y las instituciones”, añadió.

Jiménez aseguró que el pueblo gitano no es ajeno al embate de la crisis. “La crisis se ceba en las clases populares, y no nosotros estamos ahí”, dijo, al tiempo que anunció que la Faga presentará en breve un informe sobre el impacto de la crisis en el seno de las familias gitanas.

Por su parte, el consejero de Justicia y Bienestar Social, Jorge Cabré, destacó la necesidad de “aunar esfuerzos con asociaciones y entidades sin ánimo de lucro para conseguir que este colectivo acceda a todos los ámbitos de la sociedad en igualdad de condiciones”.

El titular de Bienestar Social resaltó que las políticas sociales y de integración del Consell pretenden “impulsar la promoción integral de las personas de etnia gitana y mejorar sus condiciones de vida”.