Los partidos constitucionalistas ven llegar una escalada del independentismo

Desde la barrera, también los dos principales partidos constitucionalistas, el PSE y el PP, se pronunciaron ayer sobre el Aberri Eguna, ante el que temen una escalada del independentismo que llegará con toda seguridad hasta las elecciones autonómicas del año próximo. El término “escalada” corresponde a unas declaraciones de ayer del portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, a la SER, pero resume con claridad la opinión que se maneja tanto en el PP vasco como en el PSE sobre los próximos meses del debate político. Ambas formaciones constitucionalistas mantienen que uno de los ejes en que se va a jugar el partido hasta la cita en las unas va a ser el enfrentamiento entre el PNV y la izquierda abertzale por ver quién enarbola la bandera del nacionalismo y el independentismo.

Los populares confían en que ello les abra un hueco para presentarse como el verdadero partido de centro en Euskadi, al abandonar el PNV la senda del pragmatismo, al igual que el mejor defensor de los intereses de los votantes constitucionalistas. Sobre esas claves girará la estrategia popular de cara a los comicios, que quedará plasmada en su congreso regional de mayo.

Los socialistas, mientras, consideran que cuanto más se miren “de reojo el uno al otro por ocupar la hegemonía en el campo nacionalista”, en palabras de su portavoz parlamentario, José Antonio Pastor, a Europa Press, más dejarán los peneuvistas la bandera de la gestión, en la que puede incidir quien ahora se sienta en Ajuria Enea.

“La bronca de Ibarretxe”

Peneuvistas y herederos de Batasuna tendrán que “marcar territorio para ver quién es más soberanista, quién defiende mejor los intereses, no de Euskadi, sino de los nacionalistas vascos, sean de uno u otro color político”, añadió Pastor.

Frente a ello, a los socialistas les gustaría más que hablaran “de problemas reales del país como el paro, la crisis, el desmantelamiento del Estado de bienestar”, el terreno al que, en medio de los recortes puestos en marcha por Mariano Rajoy, quiere el PSE llevar el debate.

De su lado, el número dos del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, apuntó que en una entrevista en Efe que la posición del PNV a favor de la autodeterminación que va a defender en el Aberri Eguna “demuestra que está empeñado en volver a la bronca de Ibarretxe”. Si finalmente el partido de Urkullu propone un proyecto independentista en las urnas, “va a dejar huérfano a parte de su electorado”, votantes a los que el PP quiere ofrecer un proyecto de "una Euskadi en la que quepamos todos”, abundó.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción