Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imputada una exdiputada de ICV por autorizar la caza de aves protegidas

La exdirectora de Medio Ambiente de la Generalitat está acusada de prevaricación

La titular del juzgado de instrucción número 10 de Barcelona ha citado a declarar como imputada a la exdiputada de ICV Núria Buenaventura, por autorizar la captura de aves protegidas con liga cuando era directora de Medio Natural de la Generalitat, pese a tratarse de una modalidad de caza prohibida.

Según fuentes judiciales, la magistrada, Miriam de Rosa Palacio, ha citado a declarar a principios del próximo mes a Buenaventura, que también fue alcaldesa de Rubí (Vallès Occidental), imputada por un delito de prevaricación por conceder 3.374 licencias excepcionales para la caza de fringílidos con pegamento.

Fue la fiscalía de Cataluña la que, en un primer momento, abrió una investigación a Buenaventura por una resolución que dictó en julio de 2009, cuando era directora de Medio Natural, que autorizaba la captura "excepcional" en vivo de pájaros con liga, un tipo de pegamento que se pone en los árboles para que las aves queden adheridas.

Cuando tenía ultimada la querella contra Buenaventura, el fiscal de Delitos de Medio Ambiente, Antoni Pelegrín, se vio obligado a remitir el caso a la Fiscalía del Tribunal Supremo, dado que la imputada se convirtió en aforada en octubre de 2010 al sustituir como diputada en el Congreso a Joan Herrera, cabeza de lista de ICV en las elecciones catalanas.

El Tribunal Supremo abrió entonces una investigación contra la diputada, cuyo nombre se estudió como número 2 en la lista de ICV para las elecciones generales del pasado mes de noviembre, aunque, finalmente, acabó renunciando a formar parte de la candidatura por tener abierta una causa judicial.

Al perder su condición de aforada, el caso se remitió a los juzgados de Barcelona y, por reparto, ha correspondido al juzgado de instrucción número 10 de la capital catalana, que ha admitido a trámite la querella por prevaricción y ha citado a declarar como imputada a la política.

La resolución por la que ha sido imputada Núria Buenaventura acordaba una "prueba experimental sobre la selectividad de la caza con liga para la captura de pájaros fringílidos durante el año 2009 en Cataluña mediante el procedimiento de autorizaciones excepcionales", lo que a juicio de la fiscalía es contrario a la normativa europea, estatal y autonómica. Apoyándose en esta resolución, la Dirección General de Medio Natural de la Generalitat concedió 3.374 licencias para la captura de aves con liga, aunque esa modalidad de caza está prohibida por la normativa.

Buenaventura ya declaró como imputada ante miembros del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil por la resolución dictada, que permitía la captura de ejemplares de macho de cuatro especies protegidas: jilguero, verderón, pinzón y pardillo.

En su memoria del año 2010, la fiscalía de Cataluña pidió una reforma legislativa para perseguir penalmente el tráfico de pájaros fringílidos, ya que la normativa actual solo castiga su captura y cría en cautividad, mientras que la comercialización supone una mera infracción administrativa. La propuesta de la fiscalía, no obstante, choca con la férrea oposición de los colectivos de cazadores, un grupo de presión muy activo, según fuentes judiciales.