Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Teletodo' a domicilio

Hubo un tiempo en que la oferta telefónica de comida se limitaba prácticamente a las pizzas. Ahora hay marisco a domicilio, comida de dieta y hasta Teletorrijas, que esta Semana Santa reparte el mítico dulce... gratis

Una empleada de Teletorrija muestra el producto. Ampliar foto
Una empleada de Teletorrija muestra el producto.

El olor a canela. Las tardes de domingo en casa de la abuela y las torrijas que seguramente preparaba cuando se acercaba Semana Santa. Un recuerdo nostálgico que a más de uno le sacará una sonrisa y que, además, todavía perdura… aunque uno no tenga abuela. Un click y en 30 minutos lo tienes en casa. Teletorrija ha aterrizado en Madrid.

Cafés La Estrella ha recuperado este postre tan típico de Semana Santa -antiguamente se comían durante la cuaresma porque saciaban- pero con el toque tecnológico que se requiere en el siglo XXI. A través de Facebook (y solo por esa vía) puedes encargar gratis uno de estos dulces tan tradicionales en Madrid. Un repartidor con una vespa y el logo de Teletorrija te lo llevará a domicilio. Ya no es solo pizza y comida china, al menos hasta el próximo miércoles, día en que termina esta iniciativa.

Raúl Peña, jefe de marketing de La Estrella, asegura que el servicio no tiene fines comerciales. "El único objetivo es recuperar lo bueno del pasado. Por eso es gratutito", afirma convencido. La cocina de la abuela está, sin duda, en esa categoría.

La iniciativa puede resultar sorprendente, pero ellos no son los únicos que han explotado el servicio a domicilio. Telefiestón, Telemarisco o tu dieta en casa para toda la semana. Una oferta que demuestra que se puede conseguir todo lo que se te antoje sin pisar la calle.

Sergio del Moral tenía 20 años cuando se decidió a montar Telefiestón, un servicio a domicilio de bebidas alcohólicas, tabaco y hielo y que, además, pone a la disposición del cliente una iniciativa extra: Telefarmacia. Una botella de vodka para la fiesta y una caja de ibuprofeno para sobrevivir el correspondiente amanecer.

Del Moral empezó a germinar la idea en una fiesta. "Se acabó el hielo y me tocó salir a comprarlo pero tardé más de la cuenta porque se incendió el tubo de escape de mi coche. ¡Menos mal que había un autobús cerca que me dejó usar su extintor!", cuenta este empresario que supo ver dónde había negocio. "Al llegar todo el mundo estaba enfadado conmigo y pensé 'esto no volverá a suceder". 15 años después tiene una empresa que recibe una media de 700 pedidos a la semana entre bebida, hielo y medicamentos. A partir de 5,90 euros se pueden hacer encargos y por seis euros te llevan el tabaco a casa. Aunque del Moral apunta que desde que aprobaron la ley antibotellón la situación se ha complicado porque, según dice, no pueden vender alcohol después de las nueve y media de la noche.

Pero no todo es fiesta y azúcar. Menudiet demuestra que la comida para llevar también puede ser sana y baja en calorías. Y para eliminar el pensamiento colectivo Cythia Rodríguez, la nutricionista de la empresa, informa de que los platos no son aburridos ni sosos. Espinacas con jamón (55 calorías), bacalao a la Vizcaína (87'8 kcal) o, incluso, huevo con pisto (62 kcal) son algunas de sus propuestas. "El secreto es usar muy poco aceite y pesar los productos de cada plato", expone. Ofrecen junto con los platos asesoramiento nutricional gratuito y dietas personalizadas para ancianos, embarazadas, diabéticos, etc. El funcionamiento de este servicio a domicilio es diferente al habitual ya que te mandan a casa comida y cena para toda la semana por unos 130 euros. "Porque la dieta no se abandona", agrega.

En Madrid es posible encontrar hasta marisco a domicilio, a pesar de que la capital está a kilómetros del mar. José Ángel Rodríguez es mayorista de marisco en Mercamadrid y en 2008 pusieron en marcha la entrega en casa de su producto bajo el nombre de El rey Gambón. "Lo que más piden es mariscada, aunque las ostras son el producto estrella de San Valentín", revela. Con la crisis, además, se ha notado el aumento de pedidos, según dice Rodríguez. "La gente ya no sale a cenar, pide para llevar y el vino lo compran en el supermercado. Es mucho más económico", afirma.

La cultura del teletodo ha conquistado el mercado y cualquier día nos sorprenderemos pidiendo televida para llevar.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram