Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez ordena a Crespo que comparezca en el juzgado cada semana

El magistrado del 'caso Emarsa' asume la petición de las acusaciones

El exalcalde de Manises está imputado por el saqueo de la depuradora de Valencia

Enrique Crespo (derecha) sale del juzgado.
Enrique Crespo (derecha) sale del juzgado.

El titular del Juzgado de Instrucción número 15 de Valencia, encargado de investigar el saqueo de la depuradora de Pinedo, ha acordado que el exalcalde de Manises y exvicepresidente de la Diputación, Enrique Crespo, imputado en esta causa por un delito de malversación de caudales públicos continuado, otro de falsedad documental y cuatro delitos contra la Hacienda pública, comparezca semanalmente en el juzgado. Concretamente, todos los jueves.

El magistrado ha adoptado esta medida después de que este miércoles celebrara una comparecencia con las partes, a la que asistió el propio Crespo -quien según el ministerio público podría enfrentarse a una pena de 20 años de prisión-, para debatir sobre la petición de la acusación particular (PSPV) de acordar contra él la libertad provisional con la comparecencia semanal en el juzgado y la retirada de su pasaporte.

En este acto, Crespo aportó voluntariamente su pasaporte "caducado" y afirmó que no pensaba fugarse de la justicia por el arraigo que tiene en la Comunidad Valenciana. Pese a ello, las partes acusatorias insistieron en que compareciera cada semana en el juzgado.

El magistrado, tras deliberar sobre esta petición, ha decidido asumir la petición de las acusaciones, y rechazar la que requería el letrado de Crespo, que era la de que su cliente acudiera al juzgado pero de forma mensual, ya que no había riesgo de fuga.

El juez, según la parte dispositiva de la resolución facilitada por el Tribunal Superior de Justicia valenciano, acuerda la obligación de comparecencia todos los jueves y cuando "fuera llamado para ello" y pide, además, que la Policía verifique que no se ha expedido ningún otro pasaporte a nombre del imputado "tras la caducidad del presentado por el mismo". La resolución será notificada a las fuerzas y cuerpos de seguridad para que tengan "debida constancia" de la situación de Crespo en los puestos fronterizos y de control de pasaportes.

"Hágase saber expresamente al imputado que caso de que incumpliera sin causa justificada y comunicada la obligación de comparecer impuesta podrá reformarse la medida cautelar ahora impuesta y podrán acordarse otras medidas cautelares, incluso la prisión provisional", advierte el magistrado.

Ante esta resolución, la dirección letrada del que también fue presidente del extinto consejo de administración de Emarsa, la empresa que gestionaba la depuradora, ha anunciado su intención de recurrir por considerar que las medidas adoptadas son "del todo desproporcionadas", y "más si cabe cuando Crespo ha dado muestras, reiteradamente, de su voluntad de colaborar con la justicia en todo momento y habiendo entregado, antes de que le fuera solicitado, su pasaporte", que se hallaba caducado y sobre el que no inició ningún trámite para renovarlo.

Por su parte, Crespo ha manifestado todo su "respeto" a la decisión del magistrado, aunque ha indicado que no la comparte dado que insiste en que es "absolutamente inocente" de los hechos que se le imputan. Según mantiene, él no ha cometido, participado ni ordenado actividad irregular alguna en la gestión de la depuradora de Pinedo. El magistrado investiga un agujero de al menos 25 millones de euros en la empresa pública y ha imputado ya a 29 personas.

"Como siempre he demostrado, nunca he pretendido eludir la justicia, ni tampoco abandonar mi tierra. Ni he cometido ni consentido delito alguno, ni me he concertado con nadie para obtener beneficios ilícitos", ha insistido.