Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Biel Mesquida vuelve con ‘Llefre de tu’, un “cofre de gustos”

El escritor avanza que "es un libro de autoayuda, un objeto literario no identificado”

El escritor Biel Mesquida en una imagen de archivo.
El escritor Biel Mesquida en una imagen de archivo.

Hasta 200 páginas adelgazó el original de Llefre de tu,de Biel Mesquida a manos de la editora Maria Bohigas, tal como explicó ufano el autor, que le encomendó y fue cómplice de la "depuración" del grueso texto original sin trama. El material nació en una doble vía, a tinta de pluma y en las letras virtuales de la Red, fruto del trabajo de orfebrería y filigrana en escritura a pulso "privada y lenta", a lo largo de cinco años, y de las experiencias "públicas" de Mesquida en su blog Plagueta de bord (blocs.mesvilaweb.cat/bielmamengual).

"Es un libro de autoayuda, un objeto literario no identificado", indicó el escritor, que en 1975 se destapó con el novedoso artefacto posnovelesco L'adolescent de sal. Con Llefre de tu, que tuvo media docena de títulos y otras tres portadas distintas de Jean Marie del Moral, "quise crear un universo que no existe", con prototipos o dobles voces: El contador y Aràlia.

"También es silencio en estado sólido". El autor y la editora Bohigas, —nieta del escritor y fundador del Club Editor Joan Sales— reseñaron que en la negociación del texto final no entró meter mano en el estilo, en la peculiar estructura de la prosa y el abanico de palabras de Mesquida. "Trabajé la aroma de la obra para la seducción permanente del lector", dijo el autor mallorquín que se dice "picapedrero de la lengua".

"Estoy en la gloria", celebró Mesquida ante la prensa de Palma tras someterse al diálogo autor-editor, una verdadera poda. "El gran desastre de la literatura actual son los escritores que no saben ser breves, que no son editados, recortados, adecuadamente". Entonces citó el ejemplo de una celebridad, ya fallecida y que solicitó que no se nombrase en público. "En ese libro Llefre de tu todo pasa lento y hay crítica social".