Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente deja solo a Blasco ante el escándalo de cooperación

Fabra anunció que los responsables de las irregularidades tendrán que asumir las consecuencias y que la Generalitat cooperará en todo cuanto digan los tribunales

Alberto Fabra, en un momento del debate en el pleno de las Cortes.
Alberto Fabra, en un momento del debate en el pleno de las Cortes.

Durante la sesión de control al presidente del Consell, la corrupción volvió a convertirse en el principal motivo de debate, especialmente tras la detención y fulminante destitución de dos altos cargos de la Generalitat implicados en el supuesto fraude de los fondos de cooperación. Un caso que ha dejado tocado al actual portavoz parlamentario del PP, Rafael Blasco, bajo cuyo mandato como consejero de Solidaridad y Ciudadanía se desviaron supuestamente los fondos de cooperación a través de una serie de ONG y fundaciones.

La oposición, especialmente la portavoz de Esquerra Unida, Marga Sanz, cargó ayer contra las irregularidades investigadas por la Justicia en el departamento que dirigía Blasco. Sanz reclamó una reunión urgente de la Agència Valenciana de Cooperació, que no se ha reunido desde marzo del año pasado, para intentar rehabilitar la imagen de las organizaciones no gubernamentales valencianas que trabajan de manera seria. Petición que aceptó el presidente de la Generalitat, que en sus intervenciones no mencionó ni una sola vez a Blasco. Es más, anunció que los responsables de las irregularidades que investiga el juzgado tendrán que asumir todas sus consecuencias y que la Generalitat cooperará en todo cuanto digan los tribunales.

Tampoco logró el portavoz parlamentario del PP ni una sola palabra de aliento de los miembros del Gobierno valenciano. El consejero de Justicia, Jorge Cabré, en respuesta a la diputada de EU Marina Albiol, recalcó que antes de que concluyesen los registros en la antigua Consejería de Cooperación el Consell ya había tomado la decisión de destituir a los dos altos cargos implicados, el director general de Cooperación Josep Maria Felip y el subsecretario de la Consejería de Sanidad Alexandre Català.

Hospital en el aire

Cabré, que el día anterior no había respondido a la pregunta de Albiol sobre el destino de los fondos donados por los ciudadanos para ayudar a Haití tras el terremoto, anunció que pedirá explicaciones del destino de los más de 177.000 euros en donaciones. El consejero de Justicia admitió que el dinero se destinó a la construcción de un hospital en Haití y que se concedieron a la Fundación Hemisferio, una de las investigadas en el caso de los fondos de cooperación para elaborar el proyecto técnico de la infraestructura hospitalaria. Un proyecto que concluye, según Cabré, el próximo 1 de julio, y del que los responsables tendrán que dar cuenta. “Si no acreditan el gasto, tendrán que devolver el dinero”, indicó.