Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los muebles de Casares Quiroga fueron destruidos

Negreira insiste en que denunciará a la policía la desaparición de bienes municipales

Ya se sabe el paradero de otros 15 de los 200 bienes del patrimonio municipal de A Coruña que se dieron por desaparecidos: fueron destruidos por los servicios del propio Ayuntamiento. Entre ellos, el mobiliario del despacho del que fue presidente del Gobierno de la República Santiago Casares Quiroga, y una escultura denominada el mural del maratón. Otras 21 piezas que llevaban años en paradero desconocido también se encontraron, entre ellas un cuadro de Constantino Grandío.

El gobierno coruñés de Carlos Negreira (PP), que reiteró ayer su decisión de denunciar a la policía un total de 165 bienes histórico-artísticos “pendientes de localizar”, acusó a los anteriores responsables socialistas de “la más absoluta irresponsabilidad en la gestión de lo público” por no haber cumplido con la obligación legal de inventariar y catalogar su patrimonio. La concejal de Hacienda Rosa Gallego, no escatimó adjetivos contra sus antecesores. Les responsabilizó de que con “su desidia” se robara una pintura de Luis Sánchez-Tembleque, cuya sustracción en realidad fue denunciada en un juzgado en 1993 por los entonces responsables municipales. “Es el resumen del desastre de gestión de 24 años”, aseveró Gallego.

El inventario del patrimonio municipal se realizó con el anterior gobierno bipartito y se finalizó tras tomar posesión el equipo de Negreira. El 15 de diciembre, fue aprobado en pleno, incluyendo las 200 piezas “pendientes de localizar”.