Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recoder teme que los accesos temporales al puerto no estén listos en junio

El grupo Hutchinson abrirá en el puerto de Barcelona, la mayor terminal de contenedores del Estado

La ministra Ana Pastor y el consejero Lluís Recoder durante su encuentro sobre el Puerto de Barcelona.
La ministra Ana Pastor y el consejero Lluís Recoder durante su encuentro sobre el Puerto de Barcelona.

El grupo chino Hutchinson tiene previsto abrir en junio, en el puerto de Barcelona, la mayor terminal de contenedores del Estado. Pero se puede encontrar con un grave problema: que las mercancías no tengan salida. El Gobierno central lleva 18 años demorando las obras de conexión viaria y ferroviaria. Por ello, la Generalitat, el Ayuntamiento y el Puerto de Barcelona decidieron en 2011 idear unas salidas provisionales. El Departamento de Territorio y Sostenibilidad pone en duda que la vía férrea en ancho internacional alternativa esté lista en junio, pues un enlace depende del Ministerio de Fomento.

La desconfianza institucional se escenificó ayer en una rueda de prensa conjunta. La ministra de Fomento, Ana Pastor, aseguró que “ojalá” antes de diciembre esté lista la licitación para la conexión definitiva. Sixte Cambra, presidente del Puerto, aseguró que el grupo inversor chino tendrá sí o sí la conexión provisional en junio. El consejero de Territorio, Lluís Recoder, duda de los plazos de ambos.

En noviembre pasado, se adjudicaron los accesos ferroviarios provisionales a Ingeniería y Servicios Ferroviarios. Cambra precisó que se derrumbará una nave de la Zona Franca que interrumpía el trazado, por lo que cree que se agilizarán las obras. La obra de los viales fue otorgada a la UTE Copcisa-Obrascón Huarte Laín. Ambas adjudicaciones, que suman casi 30 millones de euros, deben terminar los trabajos antes de junio.

La ministra Pastor espera que antes de que finalice el año salgan a licitación los accesos definitivos, una obra que asciende a 470 millones de euros y que calificó de “prioritaria”. Según la ministra, la licencia ambiental del proyecto existente caducó, por lo cual habrá que recomenzar ese proceso. La obra sería con un partenariado público-privado, aunque Pastor aceptó que “aún no hay modelo” para esta colaboración.

Cuando se encuentre en pleno funcionamiento la nueva terminal transportará 2,7 millones de contenedores al año. Es la inversión de capital chino más grande en España. El verano pasado, el presidente Artur Mas prometió al director general para Europa Central de Hutchinson, Clemence Cheng, que la terminal contará con una salida para llevar las mercancías al resto de la Península y a Europa: “Mr. Cheng, call me if you have a problem” (llámeme si tiene algún problema) le dijo Mas. A pesar de las dudas de Recoder, desde el Puerto insisten en que la llamada no se hará.