Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV y los socialistas lanzan una ofensiva contra el ‘puerta a puerta’

El PNV y los socialistas se han propuesto ejercer por separado un marcaje muy estrecho a Bildu en los Ayuntamientos, 34 en total, donde pretende implantar el sistema de recogida de la basura puerta a puerta (PaP) a partir de 2013. La ofensiva la abrió el PNV en los Ayuntamientos de Bergara y Zarautz, donde presentó sendas mociones para convocar consultas populares en estos municipios sobre el PaP. Bildu, que se proclama defensor de la participación ciudadana, hizo decaer las iniciativas.

Los peneuvistas tienen previsto llevar la misma moción a otros consistorios donde gobierna Bildu con el objetivo de “retratar las contradicciones” de esta formación en la defensa de los procesos participativos. En el caso de Zarautz, el fracasado intento del PNV pretendía convocar un referendo “vinculante” con la siguiente pregunta: “¿Está usted de acuerdo en instalar el sistema de recogida puerta a puerta?”

El PSE-EE, que apoyó las referidas iniciativas, también ha expresado su malestar con los planes de Bildu en localidades como Tolosa y Eskoriatza, entre otras, donde también está previsto debatir en un pleno la aprobación del controvertido sistema de recogida domiciliaria de residuos.

Por otro lado, representantes de Bildu de Gipuzkoa suspendieron ayer una rueda de prensa en la que tenían previsto tratar esta cuestión tras la polémica que se ha suscitado su intención de extender el PaP a media provincia. La suspensión de esta convocatoria se produce tras conocerse que el Ayuntamiento de Asteasu, que Bildu incluyó entre los que se iban a sumar al PaP, ha buzoneado a los vecinos una nota en la que les comunica que “no se va a establecer ningún sistema puerta a puerta”. El escrito está firmado por la alcaldesa, Pilar Legarra, de la plataforma Asteasu Batuz.

La regidora asegura, además, que su Ayuntamiento, “para aclarar malos entendidos”, no ha participado “en ninguna reunión” para tratar el cambio del sistema de recogida de la basura. El comunicado de la alcaldesa deja en muy mal lugar a los representantes de Bildu que dieron como seguro el apoyo de Asteasu al PaP. Llegaron incluso a asegurar que la corporación de Asteasu tenía programado celebrar una sesión plenaria en el mes de abril para dar luz verde al sistema de recogida.