Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Si en Lleida no hay obras, tendremos que buscarlas aquí”

Parte de los 120 empresarios que han viajado con Mas tenían experiencia en Marruecos

El primer viaje oficial de Artur Mas a Marruecos ha servido para evidenciar que la crisis económica ha despertado el ansia exportadora de empresas que nunca antes se habían planteado salir al exterior. Pequeños constructores, compañías de servicios e incluso algún profesional liberal han aprovechado la expedición catalana a Casablanca, Rabat y Tánger para poner un primer pie en el exterior y quién sabe si para hacer algún primer contacto. Buena parte de los 120 empresarios que han viajado con Mas ya tenían experiencia previa en Marruecos, pero para algunos era la primera.

Un pequeño constructor de Lleida se mostraba en Casablanca satisfecho por la iniciativa. “En Cataluña no hay trabajo; ningún Ayuntamiento tiene proyectos en marcha, y la cosa estará así al menos otros dos años: Si en Lleida no hay obras, tendremos que buscarlas aquí”. Otra cosa es que las complicaciones burocráticas y el pequeño tamaño de estas empresas dificulte enormente la internacionalización. De ahí que algunas de ellas busquen agruparse para ser más visibles.

No será fácil. Aunque en los discursos de estos días todo fueron buenas palabras en todas direcciones, la desconfianza sigue reinando a la hora de invertir en Marruecos. Como revelaba a Wikileaks el exembajador español Luis Planas, Marruecos sigue siendo un lugar que da que pensar a la hora hacer negocios, dada su falta de transparencia.