Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez señala a Endesa por el accidente mortal de la Verneda

Los hechos ocurrieron en 2010, cuando un menor entró en un recinto de Cobega en Barcelona

El juez que investiga el caso del bombero que hace dos años murió electrocutado en un solar de la Verneda, en Barcelona, apunta a Endesa como responsable por la “falta absoluta de señalización” del centro de transformación donde ocurrió el accidente. Esa irregularidad es “potencial y altamente peligrosa”, e incumbe “de forma exclusiva” a la compañía eléctrica.

Los hechos ocurrieron el 26 de febrero de 2010, cuando un menor se coló en un recinto propiedad de Solinbar, empresa del grupo Cobega, distribuidora de Coca-Cola en España. El pequeño se adentró en el transformador a través de un agujero y ayudado por una escalera metálica. Cuando esta contactó con el habitáculo, soltó una descarga que le hizo caer. Minutos más tarde, un bombero acudió al rescate, pero ignoraba que se trataba de un transformador y murió electrocutado. El niño sufrió heridas graves.

En la causa figuran cinco imputados: tres responsables de Endesa, un trabajador externo y el administrador de Solinbar. En su auto, que examina la conveniencia de practicar nuevas diligencias, el juez centra las sospechas en Endesa. Tras las declaraciones del representante de Solinbar y del dueño de la empresa encargada de vigilar el recinto, concluye que “es evidente que ninguna obligación pesaba sobre este o sobre aquel acerca del estado en que pudiera hallarse el centro de transformación”.

El letrado de Endesa, David Aineto, subraya que la propiedad del solar debió controlar el acceso al recinto. Para el abogado de Solinbar, el penalista José Ángel González Franco, el auto “abunda en la tesis de que Solinbar no tenía ninguna responsabilidad en el accidente” y por ello solicitará el archivo de la causa en lo que se refiere a su cliente.