Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASTELLÓN

“Protestamos porque están acabando con la educación pública”

Un millar de personas se suma a la manifestación contra los recortes en Educación

Los manifestantes pidieron la dimisión de la delegada del Gobierno en Valencia

Los manifestantes en su recorrido por las calles de Castellón.
Los manifestantes en su recorrido por las calles de Castellón.

"La situación de la educación es totalmente precaria y justifica la convocatoria de esta huelga. Ha llegado el momento de que los universitarios y los no universitarios unamos esfuerzos". Asier Espejo, representante del Front d’Estudiants per la Universitat Pública fue el encargado de leer uno de los manifiestos que los estudiantes de Castellón pronunciaron ante la delegación territorial de la Consejería de Educación. Lo hizo tras una hora y media de marcha que partió este miércoles, a las 12.00, desde la plaza de la Independencia de Castellón. Allí se dieron cita medio centenar de estudiantes de institutos y de la Jaume I a los que se irían sumando más jóvenes a medida que avanzaba la manifestación. En total, se llegó a superar el millar de personas.

La protesta debía pasar por una calle paralela al domicilio del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, donde hace una semana se manifestaron centenares de estudiantes. Ayer, varios furgones de antidisturbios protegieron los accesos. Finalmente, se siguió el camino previsto y los manifestantes ni siquiera hicieron el amago de repetir el episodio.

“Estamos aquí porque no estamos de acuerdo en que se recorte en educación porque lo pagamos nosotros, no tenemos calefacción, nos han quitado las excursiones, no hay papel para fotocopias, han juntado las líneas de castellano y valenciano y han tardado más de dos meses en cubrir bajas”, criticó Nerina, una estudiante del IES Sos Baynat. Otra compañera del IES Penyagolosa va más allá: “Protestamos porque están acabando con la educación pública”. Junto a los recortes denuncia que deben prepararse para Selectividad “y nos faltan profesores de apoyo”. Lorena, estudiante de la Jaume I, explicó que salen a la calle para que se les tenga en cuenta: “Si no salimos, no se nos escucha”.

Y se les escuchó bien porque, a diferencia de otras manifestaciones celebradas en la capital, la de este miércoles se caracterizó por la cantidad de lemas que se corearon a gritos por el centro de la ciudad. Los alumnos gritaron lemas como Menos recortes y más educación y Estudiantes a la calle por una digna educación. También se pidió la dimisión de la delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León, y se hizo una pitada ante la sede del Consell.

La manifestación transcurrió sin incidentes destacados. Por prevención, la Policía Local recomendó a todos los locales comerciales que echaran el cierre al paso de los manifestantes. La mayoría bajaron las persianas y los estudiantes respondieron: “Somos estudiantes, no delincuentes”, gritaron al unísono.

Cuando la marcha pasó por la Subdelegación del Gobierno, donde se estaban manifestando unos 200 representantes sindicales, estos se unieron a la protesta estudiantil, que finalizó en la delegación de la Consejería de Educación. Allí, una pequeña parte de los asistentes lanzaron huevos y naranjas a la fachada. También tuvieron respuesta de sus compañeros. “Menos naranjas y más educación”, les espetaron.

Tras la lectura de los manifiestos el millar de estudiantes se disolvió sin protagonizar ningún incidente.