Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La feria del libro antiguo vuelve por Fallas

Curiosidades, libros descatalogados y joyas bibliográficas en la 35ª edición

Las obras de las Grandes Vías desplazaron la celebración de la feria a octubre

Visitantes de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión en uno de los puestos abiertos al público.
Visitantes de la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión en uno de los puestos abiertos al público.

La Feria del Libro Antiguo y de Ocasión de Valencia vuelve a casa y a su fecha original después de un pequeño paréntesis. Las obras de remodelación de las Grandes Vías han obligado a los organizadores a introducir cambios. Los libreros de lance celebraron la edición del año pasado en el céntrico paseo recién renovado pero en otoño. “Tuvimos mala suerte. Llovió mucho, hizo frío y la mala situación económica hizo el resto”, ha resumido el presidente de la feria, José Luis Boado. Este año esperan mucha más gente y más negocio. El libro más barato ronda los 50 céntimos y si el más caro, cientos de euros.

La edición de este año, la 35ª, cuenta con 38 casetas desde este miércoles, 29 de febrero, hasta el 19 de marzo. La mayoría son libreros valencianos pero también tienen pabellón profesionales de otras comunidades como Madrid, Barcelona, Valladolid, Vitoria y León. El Ayuntamiento exhibe una exposición con fondos de la Biblioteca Municipal Central, con obras representativas de tradiciones, fiestas y costumbres de la ciudad. Entre los venidos de otros puntos de España está el presidente de la Asociación de Libreros de Madrid.

En los puestos una amplia oferta de libros económicos, curiosidades, ediciones descatalogadas, carteles, estampas y un puñado de joyas bibliográficas. Boado ha destacado la “verdadera esencia” de la labor del librero de viejo, que no pasa por ofrecer ejemplares antiguos, sino “por recuperar documentos de nuestra memoria”.

Los visitantes se encontrarán con publicaciones valencianas de siglos atrás, como la revistas ‘Timó’, que se editó en la ciudad en los años 30 de la pasada centuria, o incluso billetes de tranvía, cuando este transporte cruzaba las calles de Valencia tirado por caballos.

Los libros cuestan desde 50 céntimos a cientos de euros 

Durante el recorrido de la feria, la alcaldesa ha consultado un libro sobre toros, publicado en 1923 y titulado 'Consultor Indicador Taurino Universal'. Se trata de una obra en la que se recoge toda la terminología del mundo del toro, así como los nombres de los grandes diestros de aquella época. También se ha interesado por otro ejemplar, La rondalla de rondalles, un ejemplar del siglo XVIII, del año 1776, escrito en llemosí. Barberá y la consejera de Cultura de la Generalitat, Lola Jonhson, han animado a todos los valencianos a visitar esta feria, “un auténtico homenaje al libro”.

Estos huéspedes ocasionales de esta Gran Vía, los libreros de lance, opinan sobre la polémica remodelación del paseo. “Antes el suelo era de tierra y ahora no (son baldosas). Esto es mejor. El drenaje, también. Lo comprobaremos el día que llueva”, ha comentado Boado.

Más información