Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CGAC compra piezas en Arco para su colección por cerca de 100.000 euros

Satisfacción de las galerías por las transacciones en la feria a pesar de la crisis

El Centro Galego de Arte Contemporáneo (CGAC) ha adquirido obras para su colección por valor de cerca de 100.000 euros en la feria madrileña Arco, que se cerró el pasado domingo. El director del CGAC, Miguel von Hafe, apuntó que en la elección de las piezas se ha tenido en cuenta su idoneidad para integrar la colección del centro (con prioridad para artistas gallegos y latinoamericanos) y su precio ajustado. De ahí que varias de esas piezas sean vídeo, que suelen tener un precio menor que las obras realizadas en otros formatos.

 Entre las 17 piezas adquiridas se encuentran dos de los artistas gallegos Carme Nogueira y Rubén Grilo. Otros creadores de los que se han adquirido obras son los españoles, Iñaki Garmendía y Javier Peñafiel, los latinoamericanos Raimond Chaves, Gilda Montilla, y Patricia Esquivias, Jonathan Harker y Donna Conlon. De estos dos últimos el CGAC adquirió un vídeo que tuvo mucho éxito de público en la feria, al estar ubicado en un espacio diferenciado en la sección de proyectos individuales. El CGAC pretende mostrar a lo largo de este año algunas de estas piezas en muestras que tendrán lugar en distintos puntos de Galicia. Actualmente se están exhibiendo obras de su colección en el centro Torrente Ballester de Ferrol.

Von Hafe apuntó que, aparte del dinero invertido por el centro en la feria madrileña, espera poder realizar este año más compras por un importe similar. Existe una partida de fondos europeos que se invertirán para este fin. En este caso, los destinatarios serán mayoritariamente las galerías gallegas.

La Fundación Barrié de la Maza también realizó adquisiciones para su colección de arte en la feria madrileña. En total, compró siete obras correspondientes a cinco artistas. Se trata de los gallegos Jorge Perianes y Diego Santomé, los españoles Alain Urrutia y Carlos Irijalba y el alemán Tobias Lehner.

Adolfo Sobrino, responsable de la galería compostelana SCQ, explicó que en la edición de Arco de este año se realizaron ventas por un importe similar al de ediciones anteriores, aunque se notó una mayor presencia de coleccionistas privados y menos volumen de compras por parte de los museos y otras instituciones artísticas.

Sobrino declaró sentirse muy satisfecho por la elección del espacio dedicado por SCQ a la obra del escultor portugués Rui Chafes como el mejor de la feria en su categoría. En cuanto a las ventas, la galería compostelana consiguió colocae piezas de prácticamente todos los artistas que llevó a Arco. Además de SCQ, acudieron las galerías viguesas Bacelos y Adhoc. Otra media docena de galerías gallegas estuvieron presentes en las otras dos ferias celebradas estos días en la capital española, Justmad3 y Art Madrid.