La CAM hizo operaciones de crédito para esconder activos tóxicos

El informe del Banco de España revela las maniobras de los antiguos gestores

Concentración de trabajadores ante las oficinas de la CAM en Alicante el pasado verano.
Concentración de trabajadores ante las oficinas de la CAM en Alicante el pasado verano.JOAQUÍN DE HARO

El informe del Banco de España sobre la CAM que maneja la Fiscalía Anticorrupción para depurar posibles responsabilidades tras su intervención explica que la caja realizó cuatro operaciones de titulización de préstamos fallidos para esconder activos dañados y poder seguir presentando beneficios. Ese informe se refiere a 2009, 2010 y parte de 2011.

Pero la expansiva ola crediticia sobre la que cabalgó desde su llegada el director general, Roberto López Abad, le llevó a lanzar hasta 20 emisiones de titulización de los créditos (conversión de créditos en títulos para ser vendidos) por las que consiguió 26.000 millones de euros. De esa cantidad, 18.793 millones los ingresó de empaquetar préstamos hipotecarios y el resto provinieron de negociar en el mercado créditos concedidos a pequeñas y medianas empresas, según los datos que recoge la propia página web de la CAM.

Con las titulizaciones, la caja recuperaba antes de su vencimiento el dinero que había ido prestando a sus clientes, lo que le permitía seguir financiando nuevas operaciones y su crecimiento. Esta actividad fue especialmente llamativa a partir de 2005. Ese año la CAM consiguió 4.000 millones, que fueron más de 5.300 en 2006 hasta superarar los 6.000 millones de créditos titulizados en 2007.

Pero la desenfrenada carrera de López Abad no acabó ahí. La CAM también lanzó, durante la década en que la dirigió, más de 30 emisiones de cédulas hipotecarias, soportadas con la garantía de bienes inmuebles, por un importe total de otros 9.826,6 millones de euros, y 350 más de cédulas territoriales, un nuevo producto que está avalado por los créditos concedidos a Administraciones públicas. De ambas cantidades solo han vencido y se han liquidado 1.633 millones, así que durante los próximos años deberá afrontar el vencimiento de cédulas por algo más de 8.500 millones de euros.

Los datos recabados confirman que entre titulizaciones y cédulas hipotecarias, la CAM empaquetó para sacar al mercado y obtener liquidez 28.620 millones de euros de préstamos hipotecarios que concedió a sus clientes desde 2003. Esa cantidad es más de la mitad del total del crédito a su clientela, que a finales de 2011 era de 45.647 millones de euros, con una tasa de morosidad del 23,6%.

El principal problema de la CAM es que antes de acabar 2012 tiene que afrontar vencimientos por importe de 8.000 millones de euros. Solo entre febrero y julio tiene que devolver 5.781 millones por vencimientos de anteriores emisiones de deuda ordinaria. Una de ellas, de 1.500 millones, vence el 26 de marzo y otra más de 1.000 millones, el 14 de mayo. Además, antes de finalizar 2012 también le vencen cinco emisiones de cédulas hipotecarias y territoriales por importe de 1.261,4 millones más y otros 900 millones de deuda subordinada. En 2013 solo tendrá que devolver 500 millones y otros 1.857 de deuda ordinaria en 2014.

En septiembre de 2010, la CAM registró un folleto en la Comisión Nacional del Mercado de Valores para obtener hasta 10.000 millones de renta fija en bonos y obligaciones simples y subordinadas, cédulas hipotecarias y territoriales y valores estructurales. Y en diciembre volvió a inscribir en la CNMV un programa para captar otros 1.000 millones en pagarés. Y todo ello en pleno proceso de integración en un SIP con Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria, que se firmó el 28 de diciembre, aunque tres meses después la caja alicantina fue intervenida por el Banco de España.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción