Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PATRIMONIO

Libros donde había fieras

Las jaulas de los leones y las panteras del antiguo zoo de Madrid son ahora cubículos de cristal en los que leer con vistas al Retiro.

La nueva biblioteca municipal, ya terminada, no abre por falta de presupuesto

La Casa de Fieras rehabilitada. Ampliar foto
La Casa de Fieras rehabilitada.

Hoy cuesta imaginarlo, pero hace no demasiado tiempo uno podía ir caminando tan tranquilo por la avenida de Menéndez Pelayo, junto al Retiro, y sobresaltarse al oír los rugidos de un león. Allí estuvo hasta 1972, cuando se trasladó a la Casa de Campo, el zoo de la ciudad, conocido como Casa de Fieras. Hubo tigres, panteras, osos, jirafas y hasta elefantes, en lo que fue una de las atracciones más populares de la capital —llegaron a contarse hasta 200.000 visitantes en día festivo. Con el traslado de los animales, los pabellones se desmantelaron. La leonera, el edificio de dos plantas construido en la década de 1830 que albergó las jaulas de las fieras, se utilizó durante años como oficina municipal y luego quedó en desuso. Para cuando los arquitectos Jaime Nadal y Sebastián Araujo se pusieron manos a la obra, el edificio estaba “machacado”, dice este último.

El Ayuntamiento les había hecho un encargo muy especial: transformar aquel viejo edificio de ladrillo que un día albergó a las fieras más temibles de Madrid en una biblioteca pública. “Había que limpiarlo, sanearlo y restaurarlo rigurosamente tal y como era”, explica Araujo. Quizá lo que más sorprende ahora que la obra está terminada es cómo los huecos de las rejas que cerraban las jaulas se han sustituido por unos cubos transparentes que invitan a sentarse a leer con el Retiro al otro lado del cristal. La cara sur del edificio, aún escondida a la vista por las vallas de obra, es “un muro cortina de cristal” en el que, con las luces apagadas, se verá reflejado el parque. “Su presencia será muy discreta”, promete Araujo. Con ellas encendidas, en cambio, “aparecerá el edificio antiguo y restaurado, como si fuera una candela dentro del Retiro”.

La casa de las fieras en 1925.
La casa de las fieras en 1925.

¿Cuándo llegarán los libros? Es una incógnita. La futura biblioteca Casa de Fieras está, como las municipales del Conde Duque y otra en Carabanchel, acabada (a finales de diciembre se entregó la obra), pero cerrada. No hay dinero para personal, lamenta el Consistorio, cuya reflexión sobre la posibilidad de que voluntarios ayuden a poner en marcha instalaciones municipales como estas generó debate hace unos días. Así pues, no hay fecha prevista de apertura. Un retraso que se suma al que ya se acumuló durante los trabajos. El proyecto para crear una biblioteca se presentó a finales de 2007 y debería haberse inaugurado en 2010. El presupuesto inicial, 7,2 millones de euros, ha subido hasta los 8,5. Y hubiera sido más de haber atendido el Consistorio una de las ideas de los arquitectos: rehabilitar el antiguo foso de los monos para crear una sala de lectura de cubierta transparente y luz natural. “Lanzamos el anzuelo y a todo el mundo le encantó, pero se iba de presupuesto”, afirma, comprensivo, Araujo.