Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña recorta casi la mitad de la paga de verano a los funcionarios

La Generalitat rebaja el sueldo anual el 3% para ahorrar 180 millones de euros

Joana Ortega, atiende a los medios de comunicación tras anunciar el gobierno catalán que rebajará el salario de los funcionarios un 3% anual.
Joana Ortega, atiende a los medios de comunicación tras anunciar el gobierno catalán que rebajará el salario de los funcionarios un 3% anual.

Como el año pasado ya hizo Portugal, la Generalitat echará mano de la paga extra de sus trabajadores públicos para reducir su salario. Los empleados de la Administración catalana cobrarán en 2012 el 3% menos de lo que venían percibiendo, porcentaje que el Ejecutivo catalán descontará de la retribución extraordinaria que reciben en junio. Esta paga se reducirá entre el 40% y el 50%, según calcularon fuentes sindicales. La medida, que debe permitir un ahorro de 180 millones de euros, está dentro del paquete de ajustes presupuestarios para reducir el déficit al 1,3% del producto interior bruto (PIB) catalán.

Los recortes salariales a los empleados públicos, que el área de Función Pública de la Generalitat comunicó ayer a los sindicatos, estaban ya presupuestados, pero no se habían concretado. Estos forman de un paquete de ajustes coyunturales y estructurales con los que se pretende ahorrar 625 millones de euros en 2012. Sin embargo, la mayoría de las medidas, como la reducción obligatoria de un 15% de jornada y sueldo para los interinos, no se materializarán hasta la aprobación de la ley de acompañamiento, pendiente del dictamen del Consejo de Garantías Estatutarias. En el caso de los interinos, la situación es más sangrante, puesto que acumularán ambos descensos, el del 15% previsto y el 3% anunciado ayer, por lo que perderán más del 18% de su poder adquisitivo.

La vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, aseguró que el recorte salarial del 3% es de carácter temporal y justificó su aplicación aludiendo a la voluntad de mantener “el máximo de puestos de trabajo”. Ortega argumentó que la rebaja “es temporal, no se consolida y afecta a todo el mundo”. Es decir, se tocará el sueldo a los 230.000 trabajadores de las consejerías, empresas y consorcios públicos, y afectará a funcionarios, laborales e interinos. “Estamos en un momento de incertidumbre y la voluntad es que la rebaja quede aquí”, añadió. Aun así, Ortega no garantizó que los presupuestos de 2013 no prorroguen esa medida. “Ojalá lo pudiera decir”, zanjó.

Los tres sindicatos representados en la Mesa General de la Función Pública, CC OO, UGT e IAC, calificaron la rebaja de “salvajada” y subrayaron el recorte que sufrirán los 8.000 interinos. Tras la reunión, alertaron de que se abre una nueva etapa de confrontación y movilizaciones sindicales.

El responsable de CC OO en la Generalitat, Guillem Sabaté, criticó el nuevo recorte y recurrió a la ironía: “Esta es una nueva forma de financiación de la Administración: en junio nos recortan sobre lo trabajado y lo que queda por trabajar”. Dependerá de cada empleado, pero Sabaté calculó que la paga doble de junio experimentará un recorte de al menos el 50%. Ortega reclamó a los sindicatos una “actitud más constructiva” y les afeó “falta de voluntad de llegar a acuerdos y aceptar ajustes y acuerdos”.

El portavoz del PSC, Jaume Collboni, lamentó que la norma se haya tomado de forma “unilateral” y criticó que la rebaja no estuviera incluida de forma explícita en los presupuestos aprobados esta semana. La portavoz de ICV, Laia Ortiz, expresó su indignación porque el Gobierno se “ceba” de nuevo en los empleados públicos de la mano del PP y criticó que anuncien la medida un día después de aprobar los presupuestos gracias al apoyo de los populares, convirtiendo así en el “centro de todos los golpes” a los funcionarios, a los que llamó a manifestarse en la calle. ERC, que pidió la comparecencia del consejero de Economía, Andreu Mas-Colell, en el Parlament, criticó que esa rebaja no haya sido pactada con los representantes de los trabajadores.